29 de marzo de 2013
29.03.2013

Sergio Álvarez se pierde lo que resta de temporada

El segundo portero fue operado de la grave lesión sufrida en el entrenamiento - Rubén lo suplirá hasta final de curso

29.03.2013 | 08:58

Una mala caída en el entrenamiento de la mañana pasó ayer un enorme factura a Sergio Álvarez, el segundo portero del Celta, que dice adiós a la temporada por causa de una lesión en la clavícula. Nada más ser examinado por el jefe de los servicios médicos, Juan José García Cota, se supo que el problema era de alcance y que el futbolista tendría que pasar una larga convalecencia. La vacante del guardameta de Catoira será cubierta por el juvenil Rubén Blanco.

La pruebas médicas practicadas al guardameta a primera hora de la tarde confirmaron los malos augurios: luxación acromioclavicular de grado III, un lesión especialmente grave en el caso de un portero que mantendrá al futbolista de Catoira unos dos meses y medio alejado de los terrenos de juego. Al poco de realizarse la prueba, Sergio era intervenido en la Clínica de Fátima por el doctor Cota. La operación, según informó el Celta, se llevó a cabo sin complicaciones.

"Sergio sufrió en una caída durante el entrenamiento la rotura de los ligamentos que unen la clavícula con el hombro. Reconstruimos esos ligamentos y estabilizamos la articulación", explicó el doctor García Cota, quien precisó que la intervención duró unos sesenta minutos y que el jugador permanecerá ingresado en el Hospital de Fátima entre 24 y 48 horas.

Esta es la tercera lesión de gravedad que sufre el Celta esta temporada. Con anterioridad los defensas Samuel Llorca y Hugo Mallo tuvieron que despedirse también de la temporada al sufrir ambos la rotura del ligamento cruzado de la rodilla izquierda, en el caso de Mallo, con fractura también de menisco. Los dos jugadores evolucionan favorablemente y en los plazos previstos, según informó ayer el doctor García Cota.

Peores noticias proporcionó ayer el facultativo en torno al estado físico de Álex López y Michael Krohn-Dehli. Ni el ferrolano, que apura los plazos de recuperación de una lesión muscular en la parte posterior del muslo derecho, ni el internacional danés, que arrastra un leve esguince en el ligamento lateral de su rodilla derecha, podrán estar a disposición de Abel Resino para el compromiso de mañana ante el Barça. Ambos son sin embargo recuperables para el siguiente partido, contra el Rayo Vallecano. Para este último choque será duda Andrés Túñez, quien se resintió de una pubalgia durante el último partido con la selección de Venezuela ante Colombia. El jugador, que regresó anoche a Vigo, será hoy examinado por los médicos para evaluar el alcance de su lesión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine