La lesión de Víctor Besada fue lo peor del amistoso que el Coruxo disputó en la tarde de ayer en el campo de Fragoselo ante la selección gallega sub 18. Mediado el primer tiempo el jugador notó que algo le pasaba en su muslo y rápidamente se dio cuenta del alcance de la lesión. Atendido en el propio campo, fue trasladado al vestuario, en donde se confirmaba la rotura de fibras. Ahora queda por conocer el alcance de la misma para establecer el periodo de recuperación.

Víctor Besada se había consolidado en el once inicial del Coruxo y estaba siendo uno de los jugadores más destacados en el centro del campo. Su lesión le viene en un mal momento ya que le estaban saliendo bien las cosas. Para Antonio Gómez la lesión del Víctor es un revés importante, por lo que lo más probable es que tenga que echar mano de Yago Pérez para sustituirlo. Pérez demostró durante los partidos en los que fue titular rendir a un gran nivel, por lo que la importancia de la lesión podría minimizarse.

En lo que al amistoso ante la selección gallega sub 18 se refiere, Gómez utilizó de salida el mismo once inicial que el domingo derrotó en el campo de O Vao al Leganés. Los de O Vao se hicieron rápidamente con el control del partido habida cuenta de la diferencia entre uno y otro conjunto. A pesar de todo, los chavales fueron atrevidos.

Jonathan Antúnez fue el encargado de abrir la cuenta goleadora, ampliando el Coruxo la ventaja antes del descanso dos veces más, por mediación de Centrón y Alberto García. En la segunda parte, y con dos equipos completamente diferentes, Gabi Misa cerró la cuenta con un doblete.