Nunca antes habían estado tan cerca de un título: la Copa de la Liga. El tercero en importancia en Inglaterra tras la Liga (Premier) y la Copa, sí, pero un título a la postre y que abre de paso las puertas al ganador a disputar la Liga Europa. El "Spanish" Swansea que entrena el danés Michael Laudrup y que lidera en el campo el excéltico Michu se enfrenta esta tarde a su primera final de importancia en un siglo de historia, en la que se enfrentará en Wembley (17 horas) al Bradford. Un choque entre modestos, pues si el Swansea es el representante de una ciudad galesa que no alcanza los 240.000 habitantes, el Bradford juega en la Football League Two, la cuarta división del fútbol inglés, la que sería nuestra Tercera.

Pero los "Swans" viven su gran momento esta temporada de la mano de Laudrup y Michu. El danés cambió Mallorca por Gales en el pasado verano para convertir al equipo en una de las revelaciones del fútbol inglés, mientras Michu hacía el viaje desde Vallecas para seguir los pasos de sus paisanos Juan Mata (Chelsea) y Santi Cazorla (Arsenal) y retar a las grandes estrellas de la Premier.

Y el ovetense, de 26 años y fichado por 2,5 millones de euros, ha respondido al reto con goles al tiempo que multiplicaba la inversión realizada por su club. Suma ya 18 tantos con los "Swans" esta temporada, 15 de ellos en liga, lo que le convierte en el tercer anotador de la Premier tras el holandés Van Persie (Manchester United) y el uruguayo Luis Suárez (Liverpool).

Aunque se quedó a las puertas de la selección en la última convocatoria de Vicente del Bosque para el reciente amistoso ante Uruguay, Michu se ha ganado el cariño de la afición del Swansea, el reconocimiento de su directiva y el interés de varios clubes, lo que ha llevado a su actual equipo a ampliar su contrato hasta 2016.

El Swansea, en el que también militan otros españoles como Pablo Hernández, Rangel y "Chico" Flores, tiene en su centenaria historia como logro más notable las semifinales de Copa que alcanzó en 1964. Hoy, con Michu al frente, tiene una cita con su primer título.