03 de junio de 2012
03.06.2012

¡De Primera!

El Celta sella el billete a Primera División al cosechar un empate que satisfacía tanto al conjunto vigués como al Córdoba

04.06.2012 | 04:34
El Celta celebró el ascenso con su afición

De Primera. Así es el Celta tras una temporada para enmarcar. El conjunto vigués ha sumado el punto que necesitaba para sellar el regreso a la máxima categoría. Atrás queda un lustro de decepciones, de tristeza. Llegó el momento de disfrutar y de volver a estar en la élite. La temporada que viene tocará verse las caras con el cielo futbolístico. FC Barcelona, Real Madrid o Valencia pasarán por un Balaídos que se ha convertido este curso en un fortín.

El enfrentamiento entre Celta y Córdoba se podría titular como la crónica de un ascenso anunciado. Paco Herrera apostó por su once de gala. El técnico blanquiverde, Paco Jémez, cumplió su promesa y realizó rotaciones. El encuentro salió según lo previsto. Los dos equipos tenían sus respectivos objetivos a la misma distancia. Un punto separaba al cuadro vigués y al andaluz del éxito o el fracaso.

El partido tuvo el mismo guión durante 90 minutos. Posesiones largas por parte de ambos conjuntos. Toque del esférico en zonas sin riesgo. Ambos firmaban un pacto de no agresión. El Celta quería celebrar el retorno a Primera por la vía directa. El Córdoba, por su parte, buscaba firmar su presencia en el play-off.

El choque fue un enfrentamiento sin oportunidades. Poco fútbol y mucha fiesta. La emoción estaba en las gradas. Las más de treinta mil almas que abarrotaron Balaídos celebraban el ascenso. Todo iba de cara. El Córdoba no creaba heridas. En Valladolid, el Pucelano perdía con contundencia ante el Guadalajara (1-3). La fiesta estaba servida.

Paco Herrera introdujo las sustituciones. El técnico extremeño sacaba a algunos hombres claves de esta temporada inolvidable. Iago Aspas, Orellana y Mario Bermejo recibían la ovación del celtismo. La afición también aplaudía a Joan Tomás, Natxo Insa y David Rodríguez. Ellos han representado esta tarde ese fondo de armario que ha contribuido al retorno a Primera División.

El Celta abre de par en par las puertas del cielo. Acaba la temporada de forma brillante. Es el mejor subcampeón de la historia de Segunda. Abandona la categoría de plata siendo el equipo más goleador y el que más victorias ha cosechado a domicilio. El conjunto vigués regresa tras realizar un curso memorable. El sobresaliente está garantizado. La única cuenta pendiente ha sido el derbi gallego. Una cuenta pendiente que se podrá saldar la próxima temporada en Primera División.

Ficha técnica:

Celta: Sergio; Hugo Mallo, Oier, Túñez, Roberto Lago; Oubiña, Álex López; De Lucas, Mario Bermejo (David Rodríguez, 86´), Orellana (Joan Tomás, 69´); e Iago Aspas (Natxo Insa, 75´).

Córdoba: Alberto García; Fernández, Tena, Ximo Navarro (Alberto Aguilar, 22´), Fuentes; López Garai; Borja García (Airam, 64´), Carlos Caballero (Fede Vico, 55´), López Silva, Dubarbier; y Patiño.

Árbitro: Hernández Hernández (comité canario).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes