05 de enero de 2012
05.01.2012

Insa, el vecino que añora Alcoi

El centrocampista céltico, natural de Cocentaina, entrenó tres semanas con el Alcoyano, que lo intentó fichar

05.01.2012 | 09:00
Nacho Insa, ayer, durante el entrenamiento en Balaídos. // Ricardo Grobas

Natxo Insa conoce bien Alcoi y el equipo al que mañana se enfrenta el Celta. El centrocampista nació en Cocentaina, una población vecina, y acudió muchas veces como espectador a El Collao, donde jugó en dos ocasiones contra el Alcoyano. Pero su mayor relación con el conjunto peladillero se extiende mucho más allá, pues entre su marcha del Eibar y su fichaje por el Villarreal, Insa entrenó unos veinte días con el club alicantino, que incluso le propuso un contrato. Su compañero Cristian Bustos, natural de Elda, conoce bien el escenario que visitarán mañana.

La plantilla del Celta ha hablado mucho esta semana de las características del campo del Alcoyano, al que se enfrenta mañana (21.00 horas) en el partido que abre el año 2012 en Segunda División. Y en esta ocasión, el guía al que han podido recurrir los célticos es su compañero Ignacio Insa Bohigues. El centrocampista nació en Cocentaina, una localidad vecina, separada apenas unos cinco kilómetros de la vetusta instalación deportiva de Alcoi (61.000 habitantes), que la Wikipedia describe como "campo de estilo inglés (...). En invierno es habitual que el estadio se cubra de nieve. El mítico Collao ha albergado todos los encuentros como local del Alcoyano en Primera División, Segunda, Segunda B y Tercera". De hecho, mañana será la séptima ocasión en la que juegue allí el Celta, que sólo venció una vez (0-2) en la temporada 50-51, con ambos clubes en la máxima categoría.
"El campo no es el típico de Segunda División. Por las dimensiones y la capacidad es más parecido al del Alcorcón, incluso un poco más reducido. Un sitio, además, donde la gente aprieta. No es que acudan 30.000 personas a las gradas, pero la que lo llena es gente que anima, apoya mucho a su equipo y mete mucha presión al rival", apunta Natxo Insa, que presenció muchos partidos en El Collao, incluso jugó alguno y entrenó en él durante unos veinte días.
"Entre mi marcha del Eibar y mi fichaje por el Villarreal, estuve entrenando alrededor de tres semanas con el Alcoyano, que en aquel momento se encontraba en Segunda B. En su día ya dije que estaba muy agradecido al club por el apoyo que me dio en ese momento", explica el céltico al rememorar aquella experiencia, de la que no se olvidan en Alcoi. De hecho, le propusieron que se quedara para reforzar el centro del campo.
"Para mí será un partido especial porque mi familia está allí, incluso algunos viven en Alcoi. Es una vuelta a casa, como quien dice. Allí jugué un partido amistoso con el primer equipo del Valencia y después cuando ya estaba en el Valencia B, en Segunda División B".
Más al sur de la provincia de Alicante, en la localidad de Elda, nació otro jugador del Celta, Cristian Bustos, quien ayer también recordó sus experiencias en El Collao como aficionado y como futbolista. "De pequeño visité el campo con mi padre para presenciar partidos del Alcoyano contra el equipo de mi pueblo. Allí sólo jugué una vez, con el Valencia B, pero tuve la suerte de ganar".
"Lo conozco bien", subraya Bustos al referirse a la instalación de Alcoi: "Es un campo complicado, difícil, de pequeñas dimensiones. Ellos están con la euforia de haber ascendido, lo llenarán. Cuenta con una afición caliente y será un partido muy difícil", advierte el centrocampista del Celta, que incide en las dimensiones de El Collao: "El del Alcorcón tiene la fama pero no es tan pequeño como éste, y cuenta con mejor césped. Además, el Alcorcón ya es un equipo asentado en la categoría y es diferente. El Alcoyano basará la salvación en su estadio. Hasta el momento no están tan fuertes como esperaban, o quisieran en su campo, pero es difícil y caliente". En su última visita, en la campaña 68-69, el Celta arrancó un empate (1-1).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes