15 de octubre de 2011
15.10.2011

Vigo se queda sin Copa del Mundo de saltos

La organización renunció de forma oficial a la celebración de una competición que llevaba diez años en la ciudad

15.10.2011 | 11:15
Un caballo salta durante uno de los concursos celebrados en Cotogrande. // José Lores

La Copa del Mundo de saltos no se disputará en Vigo en 2012 como estaba previsto por "problemas económicos", según fuentes de la organización. La renuncia se hizo efectiva ayer a través de la Federación Española de Hípica y confirmada por el mismo organismo a nivel internacional. La prueba viguesa se había convertido en una de las más importantes y prestigiosas del calendario, lo que le valió a los organizadores el poder firmar un contrato para mantenerla en Cotogrande hasta el año 2013. Cada edición tenía un presupuesto superior al millón de euros y esa cifra es la que ha supuesto un objetivo inalcanzable para los responsables.
La decisión de cancelar la prueba, que se disputó de manera ininterrumpida en los últimos diez años, supone el perder también la posibilidad de recuperarla. Muchas ciudades, como París, Oporto, Madrid y también algunas alemanas, estuvieron presionando en los últimos años a la Federación Ecuestre Internacional para tener su concurso. Sin embargo, el valor de Vigo siempre fue muy grande, sobre todo por la opinión que siempre mostraban los los jinetes para acudir a Cotogrande, un lugar donde se sentían "muy cómodos y seguros", según ellos mismos.
A ello contribuyó de manera especial Cayetano Martínez de Irujo, presidente de la Asociación Internacional de Jinetes, y que apostó siempre por Vigo en lugar de otras ciudades españoles. En la pista de Cotogrande llegaron a competir los números uno del Mundo, como Ludger Berbaaum, Frank Stloothak o Michael Fuks. Todos ellos llegaron a ser olímpicos y también ganaron la final mundial de la Copa del Mundo.
El concurso vigués llegó a contar con casi 200 caballos en sus mejores épocas, aunque en los dos últimos años se había reducido el número hasta casi la mitad. También los organizadores habían visto como ya no se disputaban tantas pruebas a lo largo de los tres días del concurso y no se ofrecían los espectáculos ecuestres de antaño. A ello se debe añadir que algunos patrocinadores retiraron su apoyo al evento.
A pesar de ello se mantuvo también el Gran Premio Concello de Vigo, aunque la prueba estrella siempre fue la Copa del Mundo. En la misma llegó a estar Carlos Domínguez, el único jinete vigués que tuvo acceso a disputarla. Junto a él, hasta once españoles tenían una plaza segura en Vigo, algo que ahora también se pierde. Cotogrande era el único recinto español que acogía una prueba de estas características.
Desde la organización se reitera que perder la Copa del Mundo supone también el no tener opciones de recuperarla para Vigo. Hace once años se trabajó de forma intensa para conseguirla y además se tuvieron que pasar por varios exámenes para adquirir la importancia que llegó a tener. Además de los campeones de cada edición, el legado que deja se refleja en la ampliación del recinto ferial de Cotogrande. Se construyó una nueva nave para acoger el evento y hacerlo más grande. También se amplió la zona de aparcamiento.
A todo ello se debe sumar un importante impacto mediático. La prueba viguesa era retransmitida por numerosas televisiones, sobre todo aquellas de los países del centro de Europa. Además, Eurosport, el canal temático de deportes a nivel continental, la ofrecía en directo y también varias veces a lo largo del año. Para los medios de comunicación dedicados a la hípica, la cita viguesa era obligatoria.
La prueba viguesa de 2012 ya estaba marcada en el calendario. Ahora aparecen las especulaciones sobre su futuro. Algunas fuentes indican que quedará anulada, pero existen otras muchas posibilidades. Una de las que ha tenido más fuerza en las últimas horas es la de que se traslade a Casas Novas, en A Coruña. Sería factible, ya que ese recinto tiene la suficiente cualificación para poder acogerla. En Casas Novas se pueden disputar pruebas del nivel cinco, el máximo, y la Copa del Mundo es de cuatro. Allí podría recalar la prueba aunque es pronto para decirlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LaLiga

Deportistas, héroes y solidaridad

¿Qué hace un madrileño del barrio de Chamartín en pleno Mozambique?