07 de abril de 2011
07.04.2011
Faro de Vigo

El Granollers desactiva al CAI Aragón

El cuadro catalán vence con autoridad en el partido inaugural

07.04.2011 | 02:35

CAI Aragón 36
Pablo Hernández, Stojanovic (4), Grebenar (3), Casanova (10), Val (1), Maqueda (4), Cartón (1) - siete inicial - Malumbres (ps), Larsson, Lozano (1), Stankovic (2), Arrhenius (2), Masachs (6) y Prendes (2).
Granollers 40
Olhander, Nikcevic (10), Antonio García (4), Ferrer (1), Grundsten (4), Campos (3), Svitlica (2), Manel Pérez (ps), Malasinskas (5), Raigal (2), Salva Puig (1), Nenadic (3), Blanxart (2) y Resina (3).
Marcador cada cinco minutos: 3-3, 9-6, 11-8, 12-14, 15-17, 17-22 (descanso); 19-26, 21-30, 25-33, 27-36, 30-39 y 36-40. Árbitro: Álvarez Mata (colegio de Euskadi) y Bustamante López (colegio de Navarra). Excluyeron a Jorge Maqueda (2), Masachs y Arrhenius por parte del CAI BM Aragón, y a Nenadic (2) y Grundsten por el Fraikin Granollers. Incidencias: Primera eliminatoria de los cuartos de final de la Copa del Rey disputado en el pabellón municipal de As Travesas ante unos 350 espectadores.

El Fraikin Granollers solventó con autoridad su pase a semifinales de la Copa del Rey ante un CAI Aragón que rindió muy por debajo de lo esperado y que fue completamente anulado por el cuadro catalán que, de no haber bajado la intesidad en los últimos minutos, habría logrado un resultado de escándalo.
El encuentro comenzó con mucha intensidad por parte de ambos equipos, imponiéndose los ataques a los defensas y viendo puerta con mucha facilidad. El CAI Aragón disfrutó de sus mejores minutos sobre la pista de As Travesas logrando una renta de cinco tantos a los 12 minutos de juego. Sin embargo, todo fue un espejismo. El técnico del Granollers, Manuel Cadenas, dio entrada a Malasinskas, a la postre elegido MVP del choque, y los catalanes comenzaron a agobiar al ataque del CAI Aragón, que se cortocircuitó y se salió del partido, algo que se hizo evidente en las numerosas faltas en ataque que cometieron y en las pérdidas de balón, que propiciaban rápidos contragolpes del Granollers, que encontró en su extremo izquierdo Nikcevic un filón que el cuadro aragonés no fue capaz de parar. De esta forma, los catalanes se fueron al descanso cinco goles arriba (17-22)
El cuadro aragonés tenía que reaccionar rápidamente si quería engancharse al encuentro, algo que no hizo y que mató el partido definitivamente. El exjugador del Octavio Masachs, ahora en las filas aragonesas, que salió tras el descanso, tuvo una actuación destacada dentro de la mediocridad de su equipo al anotar seis goles. El Granollers no tuvo compasión alguna del CAI y abrió una brecha irreparable que hizo de la última fase del choque un intercambio de tantos, con el conjunto catalán pensando en las semifinales, en las que se medirá al todopoderoso Ciudad Real que, seguramente, no le pondrá las cosas tan fáciles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook