01 de diciembre de 2010
01.12.2010
Faro de Vigo

Torrecilla pide renovar a Herrera

El director deportivo anuncia que la continuidad del técnico es prioritaria y quiere iniciar cuanto antes la negociación

01.12.2010 | 01:20
El director deportivo del Celta, Miguel Torrecilla, antes de iniciar su comparecencia en la sala de prensa de A Madroa para analilzar el primer tercio de competición del Celta. // José Lores

El Celta está decidido a convertir a Paco Herrera en la piedra angular de su próximo proyecto deportivo, con independencia de la categoría que ocupe el equipo el próximo mes de junio. Así lo confirmó ayer el director deportivo del club vigués, Miguel Torrecilla, que ha recomendado la renovación del técnico y espera sentarse a negociar su continuidad en las próximas semanas.
"La primera renovación tiene que ser la del técnico. Es una valoración que yo mismo ya he transmitido al consejo de administración y al director general", anunció el máximo responsable deportivo celeste. Torrecilla, que ayer compareció en A Madroa para hacer balance del primer tercio de la temporada, explicó que Herrera es el técnico idóneo para liderar la apuesta del club por la cantera. "Si estamos pensando en que Paco es el técnico apropiado para la idea del club de apuesta por los jóvenes y la cantera y el trabajo que él realiza con ellos para que mejorar, la idea inicial tiene que ser renovarlo", observó. Y agregó: "A partir de ahí, se empezarán a valorar las otras situaciones".
Miguel Torrecilla apuntó que el club tiene la intención de reunirse en breve con el representante del entrenador para sentar las bases de la negociación. "Todavía no nos hemos sentado a hablar con su agente pero la idea es que no se tarde mucho", admitió.
El preparador celeste, mientras tanto, no ha mostrado prisa alguna por resolver su futuro. Cada vez que se le sugiere el asunto señala que prefiere hacer balance en mayo y recuerda que siempre ha dejado voluntariamente los equipos en los que ha estado. Herrera se ha definido a menudo a sí mismo como un "culo de mal asiento", aunque el preparador barcelonés no ha negado que le ha llegado la hora de "echar raíces" y ha dejado entrever que el Celta puede ser un destino de varios años.
Una vez cerrada la renovación de Herrera, el club, de acuerdo con el técnico, procedería a estudiar la situación de los futbolistas que concluyen contrato en junio próximo, Michu e Ismael Falcón, cuyo futuro el club no parece tener demasiada prisa por resolver.
Miguel Torrecilla rehusó, por otra parte, poner nota al rendimiento del conjunto de Herrera en el primer tercio de la temporada. No obstante sí se refirió en términos muy positivos a la imagen y las sensaciones que transmite el grupo y valora que el equipo haya sido capaz de recuperar en estos últimos meses el favor de la afición. "El pensar que hemos generado una ilusión en este primer tercio de competición para mí ya es suficiente nota, todo lo demás es el 30 de junio el que dicta sentencia de un trabajo deportivo, organizativo y de muchas decisiones que se toman durante la temporada", declaró.
El director deportivo céltico reconoció, en todo caso, que este Celta tiene muy buena pinta. "Estamos entre los mejores de la categoría, sólo hay que contabilizar los goles a favor y en contra para darse cuenta de esto. El grupo está concienciado para sentir la obligación de mantener esa jerarquía en el siguiente tercio de la competición, es decir, luchar por estar entre los seis primeros, que era el objetivo que nos marcamos antes de rodar la pelota". Torrecilla puntualizó: "Cuando termine este segundo tercio quizá podamos empezar a pensar si estamos capacitados para luchar por el ascenso directo, que actualmente es nuestra pelea, esto no lo vamos a esconder".
A pesar de que el equipo ganó seis partidos de los siete primeros y solo uno de siete últimos, el ejecutivo céltico considera que existen motivos para ilusionarse con el Celta. "En el fútbol se puede ver la botella medio llena o medio vacía. El balance, al final, es lo que transmite el día a día el equipo", señaló Torrecilla, que precisó: "Y el Celta compite, sabe a lo que juega, es difícil de batir y tiene siempre opciones de ganar los partidos, con todos los rivales. Esto me transmite la confianza de que podemos estar en la pelea de lo que inicialmente nos marcamos. Podemos sacar conclusiones negativas, cosas que mejorar, pero esto tiene que ser un análisis interno".
El buen comportamiento defensivo y la pegada mostrada por el equipo son factores que, en opinión de Torrecilla, invitan al optimismo. "En el balance defensivo somos un equipo sólido, generoso y en el ofensivo la responsabilidad del gol está repartida. Hay muchos futbolistas en la plantilla que ya han marcado, cuatro suman un buen número de goles pero sí que ha habido partidos que se han generado situaciones de gol de las que el equipo podía haber sacado mayor rentabilidad. Pero este es un balance que hay que hacer al final del año."

Fichajes

El club no acudirá al mercado de invierno a pesar de la escasez de futbolistas específicos con que Paco Herrera cuenta en algunas posiciones de la defensa. El club comparte la idea del técnico de que las posibles ausencias y que afectan esencialmente a los laterales pueden ser suplidas con garantías acudiendo al filial. "La idea de planificar así la plantilla ha sido compartida con el técnico, con Paco. Valoramos hacer una plantilla con una defensa configurada en el Celta B buscando que la plantilla del primer equipo sea más corta en elementos", expuso Torrecilla. Y añadió: "El rendimiento de Ander Murillo en los dos laterales nos ha deja satisfechos y tranquilos de cara al futuro. En estas posiciones, viendo el nivel que está dando el Celta B, consideramos que no hay ninguna situación planteada".

Ventas

El Celta no dispone de ofertas ni espera demasiado movimiento en el mercado de enero. "No ha llegado ninguna propuesta de ningún club, ni siquiera ninguna llamada para acercar posturas o preguntar por la situación de algún jugador que pudiese salir", aseguró el director deportivo céltico. Torrecilla, no obstante, reconoció que el Celta estudiará cualquier proposición que pueda llegarle, incluso si afecta a alguno de los pesos pesados del equipo. "Hay que poner en la balanza el montante de la operación, la importancia de este jugador en la plantilla y lo que te dé el mercado para sustituirlo", dijo. Y añadió: "En este mercado de invierno habrá más movimiento de jugadores a coste cero. Ventas no va a ser fácil que haya viendo cómo están las finanzas de la mayoría de los clubes de Primera División".

Salidas

El Celta no contempla, por ahora, más salida en el mercado de invierno que la del centrocampista coruñés Toni Rodríguez, al que se le busca equipo en Segunda en el que pueda disponer de minutos. "Estamos valorando la cesión de Toni. Pensamos que puede ser positivo para él buscar un equipo, siempre de Segunda División A, que lo pueda incorporar. Pero una cosa es lo que nosotros deseamos y otra lo que el mercado dé", reveló el director deportivo céltico, que espera acontecimientos. "Ahora mismo el mercado está parado en este aspecto. Si surgiera, el club está abierto a cualquier opción". De concretarse la salida a préstamo del canterano, el Celta valoraría la posibilidad de incorporar algún refuerzo "siempre que económicamente haya margen".

Negociación

La continuidad de Michu en el Celta está en el aire. El jugador ha manifestado al club su deseo de jugar en Primera División la próxima temporada y para el club atar al ovetense no se plantea como una necesidad urgente. Torrecilla reveló ayer algunos detalles significativos en torno a la situación del jugador asturiano. "El club ya le transmitió hace tiempo su idea de renovar a Michu, pero la idea de sus agentes y del jugador es jugar en la máxima categoría. Esto, como mínimo hasta el 30 de junio, el Celta no lo puede prometer, así que va a ser una situación complicada". A partir del próximo mes de enero, Michu es libre para negociar su futuro, lo que reduce las opciones de que continúe en Vigo, a menos que el jugador no reciba ofertas de Primera.

Fin de contrato

Una de las renovaciones que el Celta debe abordar este año es la del propio Miguel Torrecilla, cuyo contrato como director deportivo celeste expira en junio próximo. El ejecutivo aseguró ayer que trabaja en la planificación deportiva del equipo al margen de esta circunstancia, aunque no oculta que su deseo es continuar en Vigo durante años. "El club es el que tiene que posicionarse sobre mi continuidad, yo no puedo hacerlo, esto está más que claro. A partir de ahí, espero acontecimientos ", indicó el ejecutivo charro, que puntualizó: "Sabéis que mi contrato concluye el 30 de junio pero estoy muy tranquilo y así me lo transmiten el consejo y el director general. No estoy ansioso por esta situación y trabajo para estar aquí diez años, no uno ni dos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook