El Celta parece haber encontrado el goleador que buscaba. El acierto en el remate que mostró David Rodríguez durante la pretemporada lo ha mantenido en el arranque del campeonato. El toledano va a ritmo de récord: un gol por partido. Con dos (ante el Barça B y el Numancia) se sitúa en el pelotón de máximos realizadores de Segunda División. Prudente, evita dar cifras de posibles aciertos hasta el final del campeonato. En su anterior etapa en Vigo, cedido por el Almería, sumó 9 goles en 36 encuentros. Su récord lo estableció un año antes, en Salamanca, con 14. A partir de ahí, todo será excelente para él y bueno para el equipo. Perera, hace tres campañas, obtuvo 15. Lucas, con 27 en la 1981-1982, se mantiene como pichichi céltico en la categoría de plata.

"Si sigo así no sería difícil ser pichichi [de Segunda], pero soy de esos futbolistas que prefiere que gane el equipo aunque yo no marque. Pero si sigo con la misma confianza que tengo del míster y de los compañeros, seguro que superaré la cifra del año que estuve aquí", apunta David Rodríguez (Talavera de la Reina, 1986).

Le restan ocho tantos y cuarenta jornadas por delante para alcanzar la decena. Con dos años más de experiencia, el ariete que firmó en julio pasado por cuatro temporadas con el Celta ha dado muestras de un enorme potencial. Fue el máximo goleador del conjunto vigués en la pretemporada (6 tantos) y no ha fallado en los dos compromisos ligueros.

Esta efectividad le resulta extraña, pues se considera un goleador al que le cuesta iniciar la cuenta. Es más, durante su estancia anterior en Vigo no celebró el primer tanto hasta la décimo octava jornada. Y después continuó marcando por rachas. "Este año, por suerte, he conseguido marcar en las dos primeras jornadas de Liga, y eso da confianza". Y habla de que la elección del Celta cuando supo que el Almería no contaba con él le ha beneficiado por la acogida que le han dado: "Yo sabía que tenía la posibilidad de venir aquí, era el sitio al que quería ir. Eso te da confianza. Cuando además tienes la confianza del club y de la gente que lo rodea, entonces es más fácil rendir sobre el terreno de juego".

El delantero talaverano discrepa de quienes piensan que el año pasado el Celta carecía de pegada. Sostiene que los rematadores carecían de confianza. "Cuando no tienes confianza parece que sólo ves al portero, y cuando la tienes ves la red. Entonces, tenemos que confiar en nosotros mismos porque es un punto a favor mantener esa baza ofensiva".

El carácter ofensivo del equipo también ayuda, según Rodríguez: "Cuantas más veces llegues a la portería más vas a marcar, estés más o menos acertado. Hay que quedarse con que ofensivamente el equipo tiene muchas cosas, no depende de una o dos personas, y a partir de ahí... a crear ocasiones porque así se ganan los partidos".

Y envía halagos a sus compañeros. "Es fácil jugar con gente de tanta calidad". "Sabía que el equipo hacía mucho daño arriba y se demostró que si nos dejan espacios somos muy peligrosos. El equipo necesitaba esa victoria [la obtenida en Soria] para romper esa mala racha y esa desconfianza".

Una de las virtudes que aprecia el goleador de la actual plantilla con respecto a la que conoció con anterioridad es el poco movimiento de piezas que se ha realizado en la pretemporada. Ello le da más consistencia al proyecto, ya que los futbolistas se conocen más y mejor. "Sólo se han hecho cuatro fichajes y yo prácticamente conocía a la gente de la casa. Y al equipo le faltaba eso, la confianza que nos está dando el míster, además de esas ganas de demostrar y de querer ser importantes en el equipo".

Aunque con Herrera ha conocido dos sistemas diferentes en ataque (con Papadopoulos como segunda punta y con De Lucas como interior izquierdo), David Rodríguez afirma sentirse igual de cómodo con ambos dibujos tácticos. Y se centra en Dani Abalo y en Iago Aspas para destacar el papel de la cantera en el equipo vigués. "A los dos ya los conocía de mi etapa anterior en Vigo. Son jugadores que han crecido mucho, tomando ya responsabilidades, y eso para el Celta es importantísimo". Tanto como los goles que él pueda aportar al equipo.