04 de agosto de 2010
04.08.2010

El dueño del Hércules revela que sobornó al portero del Córdoba

Ortiz dice en una grabación que pagó 100.000 euros a Navas y éste se dejó marcar un penalti

04.08.2010 | 08:30

Enrique Ortiz, máximo accionista del Hércules, confesó en una conversación telefónica con un allegado familiar que ofreció y pagó 100.000 euros al portero del Córdoba para que se dejase meter un penalti. Según publicó ayer el diario El País, la grabación de dicha conversación telefónica se encuentra incluida en el sumario del caso Brugal, investigación judicial abierta en mayo del año 2007 sobre una supuesta trama de corrupción vinculada al negocio de la basura en el sur de Alicante.
Las escuchas revelan que Ortiz estuvo detrás de varios intentos de compra de partidos para garantizarse el ascenso, que logró como tercer clasificado. El Betis terminó cuarto con los mismos puntos.
Además, el nombre de la empresa Ortiz e Hijos figura dentro de la investigación del caso Gürtel entre las firmas que presuntamente financiaron ilegalmente al Partido Popular valenciano.
La conversación hace referencia al partido que enfrentó al Hércules con el Córdoba el 10 de mayo. Aquel día los alicantinos vencieron por 4-0 y el allegado familiar le pregunta a Ortiz: "¿El portero del otro equipo? ¿De qué equipo estás hablando? ¿Ese partido?", a lo que el empresario le contesta: "Del anterior, del último que ganamos aquí. Le di 100.00 euros... En el primer gol de Tote se tira para el lado contrario... Es que fue la hostia, macho... El cuatro a cero... 100.000 euros le había dado al portero". En la misma conversación telefónica, Ortiz confesó que también había tratado de comprar al Salamanca. "Al Salamanca le ofrecimos 150.000 euros. No quisieron y les metimos también cuatro".
Según el contenido de las grabaciones, el constructor alicantino ofreció inicialmente 300.00 euros al Córdoba, pero la plantilla rechazó la oferta. Sin embargo Raúl Navas, su portero, aceptó presuntamente 100.000 euros. El guardameta ha negado rotundamente la semana pasada que se hubiese vendido.
El Betis, que el pasado jueves solicitó al Consejo Superior de Deportes (CSD) y a la Federación Española que investigase la presunta compra de partidos por parte del máximo accionista del Hércules, ha contactado con Ángel María Villar, presidente de la Federación Española, y con José Luis Astiazarán, presidente de la Liga Profesional, para tratar de acelerar su el proceso y con ello su posible ascenso a Primera División.
Villar ha comunicado a la directiva bética que se encuentran a la espera de que el CSD obtenga las cintas probatorias que actualmente están en poder del juzgado de Orihuela. De esta forma, el Comité de Competición dispondría de material suficiente para sancionar con seis puntos al Hércules según dicta el Código Disciplinario. De esta forma el Betis se convertiría en nuevo equipo de Primera.
Desde Alicante aseguran que los juzgados no van a enviar las grabaciones a la Federación y por lo tanto las presuntas compras de partidos tendrán que archivarse. De esta forma, el Hércules continuará siendo de Primera.
Además, Valentín Botella Ros, presidente del club alicantino; ha criticado la actitud de algunos medios de comunicación por haber intentado manchar el nombre del Hércules a través de opiniones difamatorias. El presidente también ha afirmado que han puesto en manos de los abogados del club la documentación pertinente para iniciar todas las acciones legales correspondientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Los 'guerreros' de la inclusión

LaLiga Genuine Santander 18/19 concluye en Valencia con gran éxito de participación entre los 30 equipos, sus familias y aficionados