08 de marzo de 2010
08.03.2010
Primera División

El Xerez asoma la cabeza

El Mallorca volvió a hacerse fuerte en Palma goleando al Sporting de Gijón (3-0)

07.03.2010 | 20:51
Momo celebra un gol del Xerez abrazado por Antoñito
Revive el partido entre el Zaragoza y el Atlético

El Xerez derrotó al Málaga en La Rosaleda (2-4) en un partido para la esperanza que remontó con tres goles en los últimos 20 minutos, después de que los locales diesen la vuelta a un marcador que se les había complicado por el tanto inicial de Momo, que después haría el segundo. Duda y Valdo fueron los goleadores de los malagueños y Gioda y Orellana completaron el marcador.

En Cornellá, sólo la gran actuación del portero del Villarreal Diego López, junto con la falta de acierto de los delanteros locales, impidió al Espanyol sumar una victoria que mereció por el buen juego y las oportunidades que tuvo durante los 90 minutos.

Osasuna y Getafe siguen sin romper sus malas rachas de jornadas sin ganar y también empataron sin goles en un partido equilibrado en la primera parte y de neto color 'rojillo' en la segunda, en la que los locales dejaron escapar dos puntos al fallar más de media docena de ocasiones claras.

El Mallorca, por su parte, se tomó cumplida venganza de la goleada (4-1) de la primera vuelta en El Molinón al derrotar 3-0 al Sporting de Gijón en el Ono Estadi, victoria que le permite consolidar sus opciones europeas y seguir la estela del Sevilla, con el que empata a 43 puntos en la clasificación. Julio Álvarez, Víctor y Webó fueron los autores de los goles.

El Athletic de Bilbao, tampoco defraudó ante su público y se llevó el quinto triunfo (2-0) seguido en su estadio ante un débil Valladolid, que continúa en puestos de descenso. El conjunto que dirige Joaquín Caparrós volvió a hacer gala de un fútbol efectivo, que tuvo en Gaizka Toquero a su máximo exponente.

Porn último, el Atlético de Madrid, rescató un punto gracias a un gol del senegalés Balde Ibrahima en el tiempo de prolongación cuando lo tenía todo perdido ante el Zaragoza y jugaba con uno menos por la expulsión de José Antonio Reyes, tras un pobre partido.

El conjunto madrileño supo aprovechar que el equipo aragonés se echó demasiado atrás en los últimos minutos, para conservar el gol de ventaja que tenía, y le sorprendió cuando ya no había tiempo para reaccionar con un gol del recién entrado Ibrahima.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LaLiga

Aficionados a golpe de sentimiento

En un deporte de ritos como el fútbol, los santos son los hinchas que llenan los estadios de LaLiga