05 de enero de 2010
05.01.2010

Catalá, sancionado con 4 partidos

El Comité Español de Disciplina Deportiva anula la suspensión cautelar por la trifulca ante el Albacete

05.01.2010 | 08:53
David Catalá se prepara para golpear el balón durante el partido ante el Villarreal B.

El Celta no podrá alinear a Catalá en los próximos cuatro partidos. El Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD) activó el caso sobre los incidentes en el túnel de vestuarios de Balaídos tras el partido ante el Albacete y ayer le comunicó al club vigués que dejaba sin efecto la suspensión cautelar de la resolución del Comité de Apelación del 14 de octubre pasado en la que se sancionaba al jugador por unos hechos en los que no había participado. El acuerdo ha indignado al Celta porque, según explica a través de una nota de prensa, "la inocencia del jugador quedó plenamente demostrada, con numerosas pruebas y testimonios, por lo que resulta incomprensible que finalmente haya sido sancionado".
David Catalá se perderá, por tanto, los dos próximos encuentros de Liga –ante el Nástic y la Real Sociedad– y los correspondientes a la eliminatoria de Copa frente al Villarreal. El club ha agotado todas las vías de reclamación ante los estamentos deportivos, por lo que solamente le quedaría recurrir a la justicia ordinaria, opción descartada de antemano.
Concluye así un proceso que se inició el 10 de octubre pasado cuando el árbitro confundió a los dos principales protagonistas de la trifulca que se produjo cuando los jugadores del Celta y el Albacete se dirigían a la ducha. La pelea entre Notario y Trashorras, como públicamente reconocieron ambos posteriormente, acabó con varias magulladuras en el rostro del portero, que el curso anterior había defendido la camiseta celeste.
El árbitro, José Ramón Piñeiro Crespo, no presenció los incidentes y se fió de algún testimonio para redactar el acta. Primero Notario y más tarde Trashorras reconocieron que habían sido ellos los protagonistas de la pelea. Es más, otros testigos confirmaron que Catalá no estaba involucrado en lo sucedido, como también se pudo comprobar con las imágenes recogidas por las cámaras de seguridad del estadio. Esta fue una de las pruebas que solicitó el Comité de Apelación, aunque se la denegaron porque precisaba un mandato judicial. El colegiado ofreció además explicaciones sobre lo recogido en el acta.
Este comité decidió, a continuación, suspender cautelarmente la sanción a Catalá, mientras ratificaba la impuesta a Notario. Sin embargo, días después rectificó y acordó que el zaguero céltico también debía cumplir su sanción.
Una vez conocida la resolución del CEDD, todos los estamentos del Celta, desde el consejo de administración hasta la plantilla, el cuerpo técnico y los empleados, han querido enviarle "un mensaje de ánimo y apoyo" al futbolista barcelonés. "El club lamenta profundamente la decisión de los diversos comités de sancionar a un jugador completamente inocente, como ha quedado sobradamente demostrado, al que se le causa un enorme perjuicio y un gran daño a nivel personal y profesional", recalcan desde el club.
Antes de acudir al CEDD, el Celta reiteró su malestar por una sanción que consideraba a todas luces "injusta": "David Catalá ha sido sancionado finalmente con cuatro partidos a pesar de los testimonios claramente exculpatorios del jugador presuntamente implicado, del Albacete Balompié, del propio Roberto Trashorras y del árbitro principal".
En Praza de España esperaban que la suspensión cautelar acordada por el CEDD sería de carácter indefinido, por lo que el jugador no tendría que cumplir una sanción por unos incidentes en los que no había participado. Sin embargo, esta previsión saltó por los aires ayer cuando el estamento deportivo le comunicó al club que Catalá tendría que afrontar el castigo.
Aparte de quedarse sin el central barcelonés, el técnico Eusebio también tendrá que buscar sustitutos para Iago Aspas y Vasco Fernandes, que por acumulación de tarjetas amarillas no podrán jugar ante el Nástic.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LaLiga

Deportistas, héroes y solidaridad

¿Qué hace un madrileño del barrio de Chamartín en pleno Mozambique?