11 de noviembre de 2009
11.11.2009
Liga Asobal

El Pilotes, ante un grande venido a menos

El equipo vigués recibe en As Travesas a un titubeante Reyno de Navarra

11.11.2009 | 02:38
Rudovic e Infestas, durante un partido de esta temporada. // Joel Martínez

El Pilotes Posada se somete hoy a un nuevo examen en una temporada en la que cada jornada se enfrenta a una colección de problemas físicos. Los vigueses, con las bajas de Costa, Kobin y Gustavo Alonso, reciben hoy en As Travesas al Reyno de Navarra (el Portland de las últimas temporadas) en busca de un triunfo que le asiente en la zona media de la clasificación y que le permita alejarse un tanto de la cola de la clasificación en la que se está produciendo un interesante atasco con cinco equipos, entre ellos los vigueses, empatados a seis puntos.
El encuentro está lleno de dificultades porque los navarros siguen siendo uno de los grandes conjuntos de la Asobal aunque su arranque de temporada ha sido más bien discreto y han cometido errores que no se esperaban que son los que le mantiene aún lejos de la cabeza. de hecho, el Pilotes puede alcanzarlos hoy si consigue derrotarles en As Travesas. El Reyno de Navarra ha perdido potencial este verano, pero su visita a Vigo es una trampa para los de Quique Domínguez.
El técnico vigués ha trabajado esta semana con la plantilla disminuida como en el último mes de competición. Dos jugadores, Kobin y Gustavo Alonso, ya han pasado por el quirófano y el portugués Costa es también baja para este compromiso. Eso supone un problema extra ya que los vigueses vuelven a quedarse sin jugadores para el pivote, un lastre muy serio ante equipos del potencial del navarro. Domínguez ha trabajado en alternativas para ocupar esta posición y por ejemplo se plantea que Valero o que Cerillo puedan jugar en algunos momentos en la posición de pivote.
En el seno del conjunto académico tienen claro que cuentan con opciones de ganar el partido, aunque nadie duda de que para ello van a necesitar ofrecer su mejor versión para imponerse a los de Chechu Villaldea.
Por su parte, el conjunto navarro, noveno después de la última derrota en casa ante el Barcelona y con apenas ocho puntos -dos más que los vigueses-, necesita un triunfo para recuperar la confianza y no complicar su clasificación para la Copa del Rey, aunque viaja a Vigo con el máximo respeto consciente de que en las dos últimas temporadas sólo ha arañado un punto en la pista gallega.
"Nuestro objetivo es hacer un buen partido e intentar sumar los dos puntos en juego, pero también es cierto que vamos con los cinco sentidos puestos y mucho respeto porque es una de las pistas más complicadas de Asobal y un equipo que ya nos ganó el año pasado", reconoció Chechu Villaldea.
Para este encuentro, el entrenador gijonés ha dejado en Pamplona a los lesionados Jon Beláustegui y Santi Urdiales, además de los extremos Adrián Crowley y Alberto Aguirrezabalaga, ambos por descarte.
El recorte presupuestario del Reyno de Navarra San Antonio esta campaña hace que el encuentro entre ambos equipos se presente más igualado que nunca. "En Asobal no hay un rival fácil y, mucho menos el Octavio, que en su pista es donde ofrece su mejor cara", ha dicho.
El partido será especial para el jugador del Pilotes Josep Masachs que juega en Vigo cedido precisamente por los navarros y que durante estos días ha escapado de cualquier muestra de sentimentalismo de cara a este encuentro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook