17 de octubre de 2009
17.10.2009
Gran Premio de Australia

El rebufo de Simoncelli le da el mejor tiempo a De Rosa

El italiano supo aprovechar su oportunidad para seguir la estela de la Gilera y hacerse con el mejor tiempo en 250 c.c.

17.10.2009 | 12:03

El italiano Raffaele de Rosa (Honda) consiguió el mejor tiempo de entrenamientos en la categoría de los 250 c.c. al aprovecharse del rebufo de su compatriota Marco Simoncelli (Gilera) en la tanda oficial de pruebas para el Gran Premio de Australia.

Hasta ese momento el más rápido había sido el propio Simoncelli tras una dura pugna con los españoles Héctor Barberá y Álex Debón, ambos con Aprilia, pero Raffaele de Rosa se encontró por delante al campeón mundial y supo aprovechar su oportunidad para seguir la estela de la Gilera y hacerse con el mejor tiempo de la formación de salida por primera vez en su carrera deportiva en los 250 c.c.

No obstante, los entrenamientos no comenzaron demasiado bien. Al poco de iniciarse los mismos comenzó a llover, nuevamente, sobre la pista de Phillip Island y se produjeron unos momentos de incertidumbre que los aprovechó el joven piloto español Áxel Pons para ponerse al frente de la tabla de tiempos.

Y, mientras Pons era líder, quien hasta entonces había dominado los entrenamientos libres, el italiano Mattia Pasini (Aprilia), se iba por los suelos y tenía que regresar empujando su moto hasta los boxes para que se la reparasen, pues tan sólo dispone de una.

Pasini se pasó así casi todos los entrenamientos esperando que le arreglasen la moto, pero aún tuvo tiempo de regresar a la pista con escasamente diez minutos de tiempo real y en su segunda vuelta hacer el segundo mejor tiempo, aunque al final acabase octavo.

Cambio de neumáticos

La lluvia que provocó ese pequeño caos cejó en su empeño en pocos minutos y por ello todos los pilotos del cuarto de litro pudieron regresar nuevamente a la pista con neumáticos de seco, por lo que en cuanto el asfalto estuvo en semejantes condiciones los tiempos comenzaron a bajar y ahí fue en donde Simoncelli se encargó de marcar el ritmo a seguir por sus rivales.

Con Simoncelli, se acabaron erigiendo en protagonistas destacados los españoles Álex Debón, que se cayó en los primeros minutos y tuvo que esperar a que le reparasen la moto, y Héctor Barberá.

El primero llegó a Australia en malas condiciones físicas tras su reciente accidente, por lo que se reservó al máximo posible para estar en las mejores condiciones en los entrenamientos oficiales, lo que de hecho le permitió garantizarse un puesto en la primera línea de la formación de salida.

Como a Álex Debón, algo semejante le sucedió a Héctor Barberá (Aprilia), quien llegó en óptimas condiciones Phillip Island, pero una caída en los primeros entrenamientos le condicionó bastante hasta hoy, si bien el piloto de Dos Aguas sacó fuerzas de su flaqueza para en los últimos minutos meterse en la primera línea de salida justo tras el castellonense.

Además de Simoncelli en la lucha por el título mundial se encuentran su actual líder, el japonés Hiroshi Aoyama (Honda) y el español Álvaro Bautista (Aprilia), que brillaron con distinta luz a lo largo de la jornada.

Aoyama fue el más beneficiado de una jornada extraña por la climatología, si bien acabó situándose en sexta posición, la segunda línea de la formación de salida, con Bautista en la tercera merced a su décimo registro de la categoría.

Ambos deberán esforzarse al máximo en la prueba australiana, puesto que Simoncelli se encuentra a sólo 28 puntos del liderato y esa diferencia conseguida hoy puede acercarle peligrosamente a la posición de Aoyama en el campeonato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine