15 de octubre de 2009
15.10.2009

Cuatro partidos de sanción a Catalá

Competición impone el mismo castigo a Notario y suspende con otro encuentro al segundo de Eusebio

15.10.2009 | 02:30
David Catalá golpea un balón durante el entrenamiento matinal celebrado ayer por el Celta en las instalaciones de A Madroa. // José Lores

David Catalá pagará los platos rotos de la reyerta del túnel de vestuarios de Balaídos tras el partido del pasado sábado entre el Celta y el Albacete. El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) acordó ayer sancionar al defensa central celeste con cuatro partidos de suspensión por una supuesta pelea a puñetazos con el portero rival, Antonio Notario, a quien se impone el mismo castigo.
La sanción a Catalá se eleva a cinco partidos porque el zaguero barcelonés vio durante el choque ante el conjunto manchego su quinta tarjeta amarilla y deberá cumplir el correspondiente ciclo de amonestaciones. Competición impone, igualmente, un encuentro de suspensión al segundo entrenador del Celta, Carlos Hugo García Bayón, quien también se vio involuntariamente implicado en la tangana y retira la tarjeta amarilla mostrada por el árbitro al céltico Aarón Ñíguez.
El Celta expresó ayer, a través de un comunicado, su "total desacuerdo" con el fallo y anunció que hoy mismo presentará un recurso ante el Comité de Apelación. El club vigués considera que "ha quedado sobradamente demostrado que Catalá no participó en absoluto en la presunta refriega con Antonio Notario".
Por este motivo califica la sanción impuesta al zaguero catalán como "completamente injusta" y lamenta "profundamente" que un futbolista que nada ha tenido que ver en los hechos enjuiciados tenga que dejar de ejercer su profesión durante un mes.
"El Celta ha demostrado con numerosos testimonios y diversas pruebas que el central no participó en el presunto incidente y también que los árbitros no han podido presenciar lo ocurrido en el túnel de vestuarios de Balaídos al llegar treinta segundos después de que el incidente hubiese finalizado", indica el comunicado. "Eso –continúa– se demuestra en el informe emitido por el responsable que supervisó las imágenes de las Cámaras en la UCO y por distintos testigos presenciales".
En el recurso frente al Comité de Apelación el Celta tratará de demostrar la inocencia de Catalá aportando nuevas pruebas. Entre ellas, un vídeo con la conferencia de prensa ofrecida ayer por Roberto Trashorras en la que el jugador lucense del Celta se autoinculpa de los hechos para exculpar a sus compañero de equipo. Asimismo, se aporta el testimonio de los responsables de la compañía de seguridad privada contratada por el Celta que presenciaron los hechos. Uno de ellos confirma que los árbitros llegaron al túnel de vestuarios cuando la tangana se estaba disipando y relata que uno de los colegiados lo requirió para enterarse de lo sucedido.
El recurso del Celta se acompaña también de un vídeo con imágenes del partido en los que se aprecian varios errores de bulto del trío arbitral, entre ellos un penalti de Notario a Aarón y una agresión del portero del Celta al moañés Iago Aspas.
Subsidiariamente, el club vigués pide que se rebaje en un grado la sanción por ausencia de antecedentes del jugador en este tipo de trifulcas. Se acompaña la petición con el historial deportivo del futbolista, que nunca ha sido expulsado con tarjeta roja directa
El Celta no descarta, por otra parte, llevar al caso ante el Comité Español de Disciplina Deportiva (CEDD) si el fallo de Apelación le es también desfavorable. En tal caso, el club solicitaría la suspensión cautelar de la pena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine