11 de octubre de 2009
11.10.2009
Fútbol - Clasificación para el Mundial 2010

Cesc y Mata prolongan la racha

La selección española aspira al pleno en la fase de clasificación al ganar en Armenia

11.10.2009 | 01:45
El delantero de la selección española Fernando Torres sortea la entrada de Mkoyan, ayer en Ereván

Los goles de Cesc Fábregas y Juan Mata prolongaron la racha victoriosa de la selección española rumbo al Mundial de Sudáfrica y sirvieron para derrotar a Armenia, que por primera vez en su historia marcó un tanto a España (1-2) en un encuentro marcado por la lluvia.
Siempre hay nuevos retos para un equipo ganador como España. Con el pase al Mundial certificado, pasar a la historia ganando todos los encuentros de la fase de clasificación es el nuevo objetivo para unos jugadores que nunca se relajan. Igualar a la Brasil del 70 y la Alemania del 82 motiva a todos.
Sin David Villa, ausente por lesión, Del Bosque solventa sus dudas de sistemas. Recupera el que guió a España a la conquista de la Eurocopa, con cinco centrocampistas, el toque por bandera y dos futbolistas asumiendo el liderazgo: Xavi Hernández y Cesc Fábregas.
El maestro y el alumno son compatibles. Reparten espacios, inventan pases medidos y aparecen por sorpresa en el área rival. Por fin cohabitan con el mismo protagonismo y dan un estilo inconfundible hasta en un día donde brillar era más difícil.
La abismal diferencia de calidad la compensó Armenia con máximo esfuerzo y entradas al límite. Frenó el ritmo de España, que comenzó a llegar con dos lanzamientos de Santi Cazorla, pero sin su habitual fluidez con el balón. Fernando Torres, máximo goleador de la ´Premier´, no encuentra su mejor cara en la selección. Camina por la fase de clasificación sin marcar un solo gol. El 9 de una máquina de generar fútbol no ve puerta, aunque de sus movimientos y desmarques sacasen provecho los centrocampistas.
Alejado de la brillantez habitual, bajando por minutos al barro de la pelea, la pegada de España hacía rondar el gol. Xavi lo intentaba para que Berezovski sacase su disparo centrado con los puños, Torres no culminaba jugadas por milímetros y la cruceta sacaba un centro chut de Santi Cazorla.
En un minuto Cesc pasó de un error que pudo costar caro a su mejor gol con la selección. Se resbaló cuando debía recibir un saque de esquina en la frontal y propició una contra que desperdició Pizzelli. Segundos después picó con magia un centro medido de Xavi y adelantó a España.
Fueron los mejores minutos de la selección. Un Cesc crecido inventó pases entre líneas para la llegada de Sergio Ramos por la derecha o los desmarques de Mata. Ramos y Marchena también cabecearon dos acciones.
Pero cuando España debía sentenciar en la reanudación, Torres, que andaba medio renqueante, dejó una imagen extraña. Era el minuto 52 y, con campo por delante, disparaba lejano sin confianza. Desviado. Dos minutos después dejaba su puesto a Álvaro Negredo. El último en subirse al carro con el sueño vivo de estar en el Mundial.
Y llegó el gol de Armenia. El primero que hace en su historia a España. Como de jugada parecía imposible que marcasen, lo hicieron a balón parado con una falta lateral que encontró la duda de Reina. No salió y permitió el barullo, con Arzumayán rematando un balón que desvió Puyol a la red.
Aún tienen en el paladar el triunfo ante Bélgica, pero España se puso las pilas y sentenció. Un nuevo pase en profundidad de Cesc encontró la velocidad de Cazorla a los 63 minutos, derribado por el portero cuando iba a marcar. Mata materializaba la pena máxima engañando con su disparo al portero rival.
Los minutos finales del encuentro, con Armenia sin fuerzas para nada y esperando un milagro a balón parado, dejaron el regreso de Andrés Iniesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine