02 de octubre de 2009
02.10.2009

El final del túnel está en Huelva

El Celta espera salir del descenso ante un Recreativo dubitativo.

02.10.2009 | 17:08
Eusebio durante el partido de la semana pasada.

El Real Club Celta visita Huelva con la única intención de sumar su primera victoria de esta temporada, lo que le ayudaría a salir de la zona de descenso que ocupa tras cinco jornadas, aunque el Recreativo espera engancharse otra vez a los puestos de ascenso y disipar así algunas dudas.

El equipo onubense ha recibido esta semana críticas entre los seguidores y medios de comunicación locales por la imagen ofrecida en los últimos partidos, a lo que incluso ha respondido el técnico, Javi López, quien ha mostrado su malestar.

Para este encuentro, el entrenador catalán tiene tres bajas forzadas, la del central José Mora, por sanción, y las del centrocampista Rafa Barber y del delantero Adrián Colunga, ambos por lesión.

Por ello, López ha convocado a los diecinueve futbolistas disponibles, quienes se reunirán mañana para almorzar en la cercana localidad de Palos de La Frontera y después desplazarse al estadio.

Javi López espera seguir con la serie de triunfos en el estadio Colombino, aunque ha puntualizado que el encuentro tendrá sus dificultades, porque "el Celta es mejor equipo de lo que aparenta en la clasificación".

El técnico no ha querido desvelar su alineación titular, pero es posible que el delantero uruguayo Bruno Fornaroli sea el que reemplace a Colunga, y que el danés Magnus Troest ocupe la plaza que deja vacante Mora.

Los citados, de los que tendrá que descartar a uno, son los porteros Bernardo y Guaita, los defensas Poli, Córcoles, Raúl Cámara, Iago Bouzón, Troest, Peña y Pablo Gallardo, los centrocampistas Emilio Sánchez, Gandeias, Carmona, Javi Fuego, Jesús Vázquez y Aitor y los delanteros Alvaro Antón, Fornaroli, Barrales y Pablo Sánchez.

Mientras, y a pesar de que sólo han transcurrido cinco jornadas de Liga, las luces de alarma ya se han encendido en el Celta, que está obligado a puntuar en su visita al Nuevo Colombino para romper la racha negativa que han encadenado -dos puntos de quince posibles-, y también para darle vida a su entrenador, Eusebio Sacristán.

El vallisoletano llega al duelo contra el Recreativo de Huelva reforzado en su moral, tras ser ratificado esta semana por el presidente del Celta, Carlos Mouriño, pero envuelto en la polémica sobre qué sistema de juego debe jugar su equipo.

Salvo sorpresa de última hora, Eusebio está dispuesto a cambiar su hasta ahora inamovible 4-3-3 por un dibujo más defensivo: 4-2-3-1.

La idea del vallisoletano, después de escuchar al vestuario, es reforzar el centro del campo para no ser tan vulnerable en las funciones defensivas.

Una variante que conlleva cambios de jugadores y de posiciones, pues lo único que no moverá Eusebio es la defensa. Hugo Mallo y Botelho continuarán en los laterales de una zaga que completan Jordi y David Catalá como pareja de centrales.

Por delante, la entrada de López Garai como acompañante de Bustos en el doble pivote es la principal novedad del once, pues eso obligará a Eusebio a adelantar la posición de Roberto Trashorras, que realizará las funciones de enganche con la delantera, donde Iago Aspas sustituirá a Arthuro como hombre más adelantado.

En las bandas, Dani Abalo, pese a su bajo estado de forma, continuará ocupando el costado derecho, mientras que en la izquierda puede repetir titularidad el brasileño Danilo, aunque tampoco está descartada la entrada de Saulo Rodrigues.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine