29 de agosto de 2009
29.08.2009
La cantera copa el primer equipo

Una generación que pisa fuerte

La nueva hornada de canteranos pone de manifiesto el buen trabajo de las categorías inferiores

29.08.2009 | 07:01
Joselu, Dani Abalo, Iago Aspas, Hugo Mallo, Toni y Yoel posan en el mirador de A Madroa, con el Puente de Rande al fondo.

La cantera toma responsabilidades en el Real Club Celta. Una nueva generación de jugadores formada por Yoel, Hugo Mallo, Toni, Iago Aspas, Dani Abalo y Joselu, con una media de edad de veinte años, se une a los Oubiña, Roberto Lago, Jonathan Vila o Michu. De sus actuaciones dependerá en cierta medida el potencial del equipo durante este año, ya que están llamados a tener mucho protagonismo en los planes de Eusebio Sacristán. Seis jugadores que garantizan un buen rendimiento este año pero que, sobre todo, aseguran el potencial del club durante las próximas temporadas.

El Real Club Celta arranca una nueva temporada en Segunda División hoy ante el Numancia con el reto de dejar atrás los agobios de los dos últimos años y poder optar a cotas más ambiciosas. Para ello, se ha optado por una reconstrucción de la plantilla, en la que destaca por encima de todo el aroma de la cantera celeste, jugadores que conocen el club desde hace muchos años, gallegos, con sentimiento celtista que tendrán un papel predominante en los planes de Eusebio Sacristán. A los ya consolidados en el primer equipo, Borja Oubiña, Roberto Lago o Jonathan Vila se ha unido una nueva generación de jugadores que vienen pisando fuerte. Iago Aspas, Dani Abalo, Joselu, Hugo Mallo, Toni y Yoel están marcados a ser muy importantes, tanto en esta temporada como en los años venideros.
"Si el Celta no entrara en esta situación económica, por desgracia a lo mejor no tendríamos esta oportunidad, pero hay que aprovecharla y demostrar que la cantera está ahí y que podemos hacerlo bien", comenta Dani Abalo, que afronta su segundo año como profesional más maduro y convertido ya en uno de los grandes referentes de este "Baby Celta". La media de edad entre los seis futbolistas es de veinte años de edad. Iago Aspas, con 22 es el mayor de ellos, mientras que Hugo Mallo es el benjamín del grupo. con 18.
Son muchos años jugando juntos, lo que hace que todos se conozcan muy bien. El buen rollo es uno de las notas predominantes del grupo, algo que sin duda será muy importante en el transcurso de la temporada. Para Yoel, el segundo cancerbero, esto no "tiene por qué cambiar", ya que después de tantos años juntos "nos conocemos bien".
Ese conocimiento de cada uno puede derivar también en conexiones sobre el campo. El haber compartido tantos partidos en las categorías inferiores hace que para todos sea más fácil entenderse y saber casi sin mirarse qué va a hacer cada uno. El caso más palpable es el Iago Aspas y Dani Abalo, que como ya demostraron hace unos meses ante el Alavés están llamados a dar muchas tardes de gloria.
"Eso es algo que se viene trabajando desde siempre, venimos jugado juntos más habitualmente que otros que acaban de llegar y eso es una base a seguir", confiesa el de Moaña.
"La filosofía que siguió el club durante estos años hace que tengamos el sistema metido y nos compenetremos muy bien", admite Toni, el último en dar el salto al primer equipo.
Es de sobra conocida la gran dureza y la veteranía que reina en la Segunda División. Precisamente, la juventud de la plantilla celeste puede suponer un hándicap. Hoy, ante el Numancia, y con las bajas de Arthuro, Saulo y Iago, la delantera que probablemente saltará al césped estará integrada por Dani Abalo, Joselu y Toni, un trío que no alcanza los veinte años de media.
"Creo que si la delantera es la que están diciendo, lo que tenemos que hacer es competir y demostrar que valemos para jugar en Segunda. Si lo hacemos como en la pretemporada, no va a haber problema", opina Joselu.
El delantero de Silleda es una de las piezas más codiciadas de la cantera celeste. El interés del Real Madrid, la llamada de López Caro para la sub 21, el paso tan repentino al primer equipo. Muchos acontecimientos para un chico de 19 años.
"A todo jugador le agrada que se interesen por él pero yo me debo al Celta que es donde estoy ahora mismo y por el tema de la selección es algo que motiva", afirma el dezano.
Eso sí, todos ellos mantienen los pies en el suelo, conscientes que de que son muy jóvenes y todavía tienen muchas cosas que mejorar. El gol para Dani Abalo, la rapidez o la fuerza para Joselu y Iago, el trabajo defensivo para Toni o Yoel el juego con los pies. Hugo Mallo lo tiene claro por ahora.
"Tengo que coger experiencia y jugar el mayor número de partidos. Si trabajo bien, la oportunidad acabará llegando", asegura el de Marín.
Mucha ilusión y optimismo para una nueva temporada, en la que la cantera celeste está llamada a hacer algo grande, los mismos jugadores que aseguran un futuro lleno de luces para el Real Club Celta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LaLiga

Nuevas formas de consumir contenido

Ahora los espectadores pueden elegir qué ven y cuándo. Esto ha derivado en el nacimiento de plataformas como LaLigaSportsTV