21 de mayo de 2009
21.05.2009
fútbol / españa sub'19

La generación Xabarín

Galicia aporta cuatro futbolistas a la selección española sub 19 que viajó a Estonia

21.05.2009 | 01:17
El jugador del Celta, Joselu

El fútbol gallego se ha convertido en uno de los graneros más importantes de los que se abastecen las selecciones españolas de categorías inferiores. La sub 19, que esta semana disputa un minitorneo en Estonia, cuenta con cuatro jugadores nacidos en Galicia (Falque, Rochela, Mariño y Joselu) y dos relacionados con este fútbol (el deportivista Chirri y Thiago Alcántara, hijo de Mazinho). Es la generación del 90, que llega pisando con fuerza.

Puede convertirse en la generación más brillante del fútbol gallego, pues cuatro de ellos han sido convocados por la selección española sub 19 que esta semana disputa un minitorneo en Estonia. Joselu Sanmartín, Diego Mariño, Iago Falque y David Rochela componen este ramillete de promesas nacidas en 1990. A ellos les acompañan en esta experiencia internacional el deportivista Chirri, extremeño de Mérida, y Thiago Alcántara, italiano de nacimiento pero que se formó en el Ureca de Nigrán mientras su padre, Mazinho, impartía lecciones magistrales en Balaídos. Una tercera parte de los seleccionados por Luis Milla, que hoy debutan en Tallín, tiene vinculación con Galicia. La cosecha del 90 pisa fuerte en el noroeste peninsular.
El pontino David Rochela y los vigueses Iago Falque y Diego Mariño son los abanderados de esta generación de futbolistas gallegos. Los tres formaron parte de la selección sub 17 que se proclamó campeona de Europa y subcampeona mundial hace un par de años. Ahora y con la aportación del dezano Joselu Sanmartín intentarán conquistar el cetro continental de la categoría sub 19. Para ello, esta semana han viajado a Estonia para participar en un minitorneo, junto con la selección del país anfitrión, además de la República Checa y Alemania.
A pesar de estar en edad juvenil, la mayoría ha saltado a la categoría superior. El caso más llamativo es el de Iago Falque. El vigués comenzó en el Victoria y con 11 años se convirtió en el jugador más joven en pasar por La Masía, donde durante siete temporada defendió la zamarra del Barça. La campaña pasada aceptó una oferta del Juventus de Turín, que lo integró en el equipo primavera (filial). Ranieri ya lo ha convocado en varias ocasiones con la primera plantilla.
Joselu Sanmartín tampoco se queda atrás quemando etapas. Comenzó este curso en el Celta juvenil de División de Honor. A mitad de campaña pasó al filial de Segunda B y hace un par de semanas debutó en la categoría de plata con los célticos: jugó casi toda la segunda parte frente al Las Palmas en Balaídos. Barça y Madrid se han interesado por este delantero centro de gran proyección por su facilidad rematadora.
El deportivista David Rochela es otra de las grandes promesas del fútbol gallego. Este año formó parte del filial del Deportivo, en Segunda B. Defensa central de gran porte y técnica, también se maneja con soltura en el centro del campo.
El cuarto del cartel es el vigués Diego Mariño, portero del Villarreal juvenil de División de Honor. En el equipo de Milla está a la sombra del rojiblanco David de Gea, pero posee unas excelentes condiciones para heredar el puesto de Diego López. Como el guardameta lucense, Mariño destaca por el dominio del juego aéreo gracias a sus casi 1,90 metros.
Forman parte de la generación Xabarín, pues crecieron con el programa infantil más famoso de Televisión de Galicia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

El fútbol, motor de la economía

En Galicia el fútbol generó un impacto equivalente al 1,14% del PIB autonómico, hasta los 675 millones de euros al año.