26 de abril de 2009
26.04.2009
2ª división / celta - levante (18:00)

El Celta persigue un poco de paz

El cuadro celeste recibe al Levante con la necesidad de ganar para mantener la distancia con la zona de descenso

26.04.2009 | 20:15
Los jugadores del Celta trotan sobre el césped de Balaídos durante el entrenamiento a puerta cerrada celebrado ayer en el estadio de Balaídos

Con la urgencia de retomar la senda del triunfo para mantener la distancia con los puestos de descenso recibe esta tarde el Celta al Levante (Balaídos, 18.00 horas) en uno de los compromisos más asequibles que, sobre el papel, le restan al cuadro celeste de aquí a final de temporada.

El solvente equipo valenciano comparece en Balaídos en tierra de nadie, sin opciones ya de meterse en la carrera ni peligro de complicarse la existencia, y la mente puesta más en el próximo curso que en el presente. Sin embargo, la inesperada victoria del Deportivo Alavés ayer en la cancha del Girona añade presión al Celta en un momento de gran incertidumbre por las enormes dificultades que está encontrando el cuadro celeste para remontar posiciones –ha logrado apenas seis puntos desde que Eusebio Sacristán relevó a Pepe Murcia al frente del banquillo– y la molicie defensiva que acompaña al equipo desde el pasado mes de enero.

Para detener la sangría, el preparador celeste planea dar un giro conservador a su propuesta inicial. Eusebio modificará el 4-3-3 de los últimos siete partidos en beneficio de un esquema de cinco defensas, tres centrocampistas y dos delanteros. La idea, ha explicado el técnico, es blindar al equipo atrás con un esquema de juego que se adapte a las condiciones de sus jugadores y permita, al mismo tiempo, crecer desde la seguridad. Los cambios con respecto al once que se desmoronó en cinco minutos en Vallecas serán numerosos y afectarán a la estructura del equipo. La ausencia del compostelano Rubén González, sancionado por acumulación de amonestaciones, condiciona la zaga, en la que tampoco estarán por lesión el uruguayo Fernando Fajardo y el brasileño Fabiano Lima. Eusebio alineará a sus tres defensas centrales disponibles (Noguerol, Peña y Jordi) y previsiblemente otorgará los galones en el carril derecho a Óscar Díaz, mientras que el vigués Roberto Lago ocupará el flanco izquierdo. Por delante de la defensa, es segura la presencia del stopper Ariel Rosada, que ocupará el eje de la medular precediendo a dos falsos interiores. Uno de ellos será con toda seguridad Roberto Trashorras, el otro probablemente el asturiano Michu, aunque no pueden descartarse opciones más defensivas como la del brasileño Renan o el porriñés Jonathan Vila.

En punta existen también algunas dudas sobre las intenciones del entrenador celeste. Se da como segura la presencia en el once del franco-argelino Kamel Ghilas, con nueve goles, dos de ellos en los dos últimos partidos, el goleador más en forma del equipo. Dinei y David Rodríguez, mientras, se disputan la plaza de delantero centro. El toledano ha sido la apuesta de Eusebio en los últimos partido, pero lleva un mes sin ver puerta y la falta de gol puede pasarle factura. Dinei lleva aún más tiempo sin anotar que su competidor (marcó su último al Girona en enero) aunque parece haber ganado frescura con los cinco días de descanso que el técnico le concedió la pasada semana.

Por lo demás, el preparador celeste ha descartado para el partido a Danilo y Maris Verpakvoskis, que una jornada más seguirán el choque desde la grada, lo mismo que el lesionado Borja Oubiña. El Levante, por su parte, presenta también algunas bajas notables, fundamentalmente las del veterano central Sergio Ballesteros y el centrocampista Parri. Se caen también de la lista Iborra, sancionado, y los lesionados Ángel, Pallardó, Adrián Martín y Geijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine