25 de abril de 2009
25.04.2009
liga bbva / valencia c.f. - f.c. barcelona

Mestalla puede decidir el título

El Barça busca en Valencia un triunfo que le deje en bandeja el campeonato de liga

25.04.2009 | 02:00
Eto´o y Bojan, durante el partido del miércoles entre el Barcelona y el Sevilla

El Barcelona visita Mestalla, a seis jornadas del final de una Liga que espera ganar, con la intención de dar un nuevo paso hacia el título y ratificar su liderato en un estadio difícil por el potencial de su rival y por la línea ascendente del Valencia en los últimos partidos.

Al igual que ocurre con el Barcelona, el Valencia también es consciente de la importancia del encuentro en su lucha por disputar la próxima edición de la Liga de Campeones como tercer clasificado, tras haber ganado de forma consecutiva los cinco últimos partidos disputados. Joaquín y Albelda son bajas por lesión.

Se trata de un partido clásico de la Liga española, al que ambos equipos llegan en un buen momento, ya que el Valencia ha sumado dieciséis de los últimos dieciocho puntos y el Barcelona ha ganado de forma consecutiva sus últimos siete partidos sin recibir un sólo gol.

El Barça afronta un partido que puede resultar determinante para la suerte del campeonato, porque una victoria hoy acercaría un poco más al equipo de Guardiola al título; circunstancia que incluso podría rubricar una semana después en el Bernabeu, en función de la combinación de resultados que se produzcan. Es tal el estado de gracia de los azulgranas que, a pesar de la espiral de partidos trascendentes que tienen que afrontar, la confianza es plena, visto el rendimiento del equipo, que bate récords goleadores.

Pep Guardiola, irónico: "Se han dado cuenta que nos regalan los partidos"

El entrenador del Barcelona, Pep Guardiola, recurrió ayer al sarcasmo para contrarrestar la corriente de opinión sobre el flojo rendimiento de los rivales de su equipo para centrarse en sus compromisos ante el Real Madrid y celebró: "Por fin todos se han dado cuenta de que a nosotros nos regalan los partidos". "Han tardado, pero por fin se han dado cuenta. Les felicito. Los equipos nos regalan los partidos y se preparan todo el año para jugar contra el Real Madrid", comentó, irónico, Guardiola.

De vuelta a su discurso prudente, el entrenador del Barça explicó que restar méritos a los rivales de su equipo forma parte "del negocio" que rodea al fútbol: "Cada uno defiende sus intereses, hay que vender periódicos. Pero no podemos darle más vueltas porque no lo podemos controlar y me lo tomo con calma".

"Cualquier equipo nos puede ganar a nosotros o al Real Madrid", dijo, y destacó la relevancia de jugadores como "Maresca, Romaric, Koné, Luis Fabiano, Navas o Capel", que les complicaron mucho el partido ante el Sevilla "en los primeros minutos". Guardiola recordó que Manolo Jiménez, técnico del Sevilla, planteó el partido "para ganar" y que Numancia, Atlético de Madrid y Espanyol ya han ganado al Barça.

En su pelea por el título con el Real Madrid, Guardiola no se atrevió a comparar la competitividad de uno y otro ("no puedo opinar del vestuario del Madrid porque no lo conozco, y el entrenador del Real Madrid tampoco nos conoce a nosotros"), aunque reconoció que el cuadro blanco "tiene argumentos más allá de la suerte y la épica pese a que a veces se le menosprecie". Entre ellos, "el dominio del contragolpe y su capacidad defensiva".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine