18 de abril de 2009
18.04.2009
Fórmula uno

Alonso, a dos segundos de los difusores

El asturiano, flojo en los entrenamientos de ayer, espera hoy la primera versión de la polémica pieza

18.04.2009 | 02:00

Fue tener vía libre para los difusores "mágicos" y desatarse la locura en el paddock. Los coches rodaban en Shanghai durante la sesión libre de ayer a la vez que en algunos equipos se recibía el material más esperado. Tras una tanda libre con resultados muy flojos, la noche se presumía larga en el garaje de Renault. El envío llegó a media tarde: un nuevo fondo para el coche que incluía en su parte trasera la primera versión del nuevo difusor, el que imita a la pieza que volteó el orden establecido en la Fórmula 1 y lanzó a los Brawn, Toyota y Williams hasta los primeros puestos.

Mal momento para pensar en una competición enfocada hacia el ahorro. La historia de los difusores dispara ahora el gasto para, al menos, imitar el efecto suelo que consiguen las tres escuderías de la polémica. A nadie le llegará la verdadera evolución hasta Barcelona (10 de mayo). Habrá que ver si para entonces la ventaja de los primeros aún es compensable.

La actividad en Shanghai era frenética. El R29 pasó mucho tiempo en el elevador. Debajo, los mecánicos se afanaban en la colocación de lastres para encontrar el reparto de pesos ideal. Ligeros cambios en la suspensión y ajustes en la caja de cambios completaron el trabajo. Una minucia al lado de lo que se esperaba. Fernando Alonso sólo tendrá la tercera sesión libre para comprobar si el nuevo invento da algún resultado. Poco después tendrá que salir a la tanda de clasificación, aunque con pocas esperanzas de conseguir un papel relevante. Pasar a la Q3, igual que en Malasia, es el pobre objetivo que le queda al asturiano. Los de la banda del difusor son inalcanzables y para ellos están reservados los primeros lugares.

Además, Alonso no termina de encontrarse al cien por ciento físicamente. Ya olvidó la otitis de Malasia, pero ahora le acompaña un incómodo catarro.

En Shanghai, otra vez los Brawn marcan el paso. Hicieron una buena sesión libre y Rosberg estuvo de nuevo junto a ellos, igual que los Toyota. Es el dominio del difusor revolucionario.

El mundo al revés de este inicio de campeonato deja a Renault con muchas dudas. Alonso fue noveno por la mañana y penúltimo en la sesión de la tarde. No se dijo preocupado y lo achacó más a las pruebas específicas con una configuración de carrera en el coche que a posibles carencias. Pero tampoco aguarda por una mejoría, a pesar de los ajustes aerodinámicos.

En otras casas no andan mucho mejor las cosas. McLaren también tiene un fondo nuevo y un difusor provisional, a la espera del definitivo, que no llegará hasta el Gran Premio de España. Hamilton notó la mejoría por la mañana, aunque luego regresó a la parte de atrás.

En Ferrari no hay muchas alegrías. Llevan un alerón delantero nuevo y retiraron el Kers, pero sin él tampoco rinden. Y ni siquiera se ponen de acuerdo. Massa lo echa de menos; Raikkonen, no.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine