16 de abril de 2009
16.04.2009
Fútbol - Liga de Campeones

Al Villarreal le queda grande el traje

El equipo de Pellegrini dice adiós tras ser arrollado en Londres por el Arsenal

16.04.2009 | 02:00
El jugador del Arsenal de Inglaterra Emmanuel Adebayor anota el segundo gol de su equipo frente al guardameta del Villareal de España Diego Lopez.

Arsenal 3

Fabianski; Eboué, Touré, Silvestre, Gibbs; Walcott (Denilson, m.74), Song, Cesc, Nasri; Van Persie (Diaby, m.74) y Adebayor (Bendtner, m.83).

Villarreal 0

Diego López; Ángel, Godín, Gonzalo, Capdevilla; Cani (Jordi Pablo, m. 72), Eguren, Bruno (Nihat, m.64), Pires, Matías Fernández (Ibagaza, m.64); y Rossi.

Goles: 1-0, Minuto 11, Theo Walcott. 2-0, minuto 60, Adebayor; 3-0, minuto 69, Robin Van Persie, de penalti. Árbitro: Wolfgang Stark (Alemania). Sacó tarjeta amarilla a Mikael Silvestre, del Arsenal y a Eguren -en dos ocasiones, por lo que fue expulsado, en el minuto 67; Cani y Godín, del Villarreal. Incidencias: 59.000 espectadores en el Emirates de Londres.

Un Arsenal tremendamente ofensivo se metió por derecho propio en las semifinales de la Liga de Campeones de fútbol tras desbaratar con un contundente 3-0 a un Villarreal al que le quedó grande la eliminatoria.

El Villarreal, un club que tenía mucho que ganar, echó de menos -muchísimo- a sus dos grandes ausentes: el internacional Santi Cazorla y el organizador Marcos Senna, dos de los campeones continentales con España en la última Eurocopa. Y ni siquiera el recuerdo de su dolorosa eliminación de semifinales hace tres años, con un dramático penalti de Riquelme, logró empujar a este equipo.

Wenger optó por los servicios de Emmanuel Eboue en el lateral derecho y se decantó por Alex Song en lugar del brasileño Denilson en el medio campo.

Los primeros minutos fueron una nebulosa para el Villarreal. Claramente, el equipo londinense superaba a sus visitantes.

La presencia de Cesc, capitán del once británico, azuzaba a sus compañeros. El internacional español colocó un balón a los pies de Adebayor para que el togolés se internara en los feudos de Diego López. El Villarreal no reaccionaba y a ese amago le siguió otra acción del holandés Robin Van Persie con otro centro a puerta que atajó de nuevo el meta amarillo.

Un error del capitán, el argentino Gonzalo Rodríguez, por poco le cuesta el gol a un Villarreal, cuando el español despejó mal un remate del inglés Theo Walcott a pase de Van Persie. Y así siguió sin tregua una primera mitad en la que el Villarreal siguió un guión torpe y en el que enlazaba negligencias absurdas.

El primer gol llegó en el décimo minuto, en una gran combinación local que Cesc prolonga de tacón para que Walcott, de vaselina, lograse el 1-0.

El Villarreal encadenaba errores poco frecuentes en este equipo; le fallaba la defensa, Gonzalo se desbarataba, el uruguayo Diego Godín tampoco estaba fino y aunque parecía que la formación de Pellegrini recuperaba terreno a la media hora, las ocasiones las generaba el Arsenal. El "submarino" necesitaba una dosis de creatividad. En la recta final del primer tiempo empezó a coordinar pases y por fin restó dominio a la formación de Wenger.

El descanso sentó bien al Villarreal. Al campo saltó un once diferente al del primer tiempo. Destacó la presencia del galo Robert Pires, que empezó a imprimir su huella, a pedir el balón y ordenar las jugadas.

Pero otra vez fueron los "gunners" los que movieron el marcador con un remate de Adebayor a pase de Van Persie, que supuso el dos a cero.

La situación tan sólo empeoró para el Villarreal cuando el árbitro alemán, Wolfgang Stark generó polémica al pitar un dudoso penalti a favor del Arsenal que transformó Van Persie y que puso el final al choque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine