14 de abril de 2009
14.04.2009
baloncesto

Pleamar en el Central

El Gestibérica rescata la "marea roja" para llenar su cancha este viernes ante el Huesca

14.04.2009 | 02:00
Aspecto del Central en el partido del Gestibérica contra el Real Madrid, que inauguró la "marea roja".

"La marea siempre vuelve a subir", aseguraba el Celta en su campaña de abonados de la pasada temporada. Falló la predicción, pero es quizá carencia de la "marea celeste". La "roja" volverá a inundar el Central este viernes, como ya hiciera hace dos campañas. Es al menos lo que pretende la directiva del Gestibérica, que quiere arropar al equipo para que asegure el factor cancha en el cruce de cuartos de final por el ascenso.

Cualquier prenda encarnada asegurará la entrada al Central este viernes (21.00) de forma gratuita. El Gestibérica quiere llenar el pabellón "hasta donde alcance por motivos de seguridad", matiza Jenaro Vázquez. El directivo, como sus compañeros, desea ver las gradas pobladas como hace dos temporadas ante Real Madrid, Laguna Canarias y Huesca, cuando se estrenó la iniciativa. En 5.000 espectadores llegó a calcularse la asistencia, entrada colorida pero sentimentalmente en blanco y negro por ser números de antaño, de cuando el Celta Citroën o el Academia Octavio eran jóvenes.

Han pasado casi dos años desde la última aparición de la "marea roja". En cierto modo se completa el ciclo. Ante el Huesca se fue la marea de luto en 2007 por el descenso a LEB Bronce; regresa ante el Huesca con el ascenso a LEB Oro en el horizonte. El presidente del Gestibérica, Juan Vieites, prometió en el descanso de aquel último partido del play off de la permanencia contra los oscenses que el equipo estaría antes o después "donde los aficionados os merecéis". Emocionado por el ambiente, se anticipaba al desastre que veinte minutos después se completaría. Este viernes acudirá al Central con la promesa cumplida e incluso la ambición de escalar una categoría más. "Vuelve la marea roja. La historia ha cambiado", reza el lema que el club ha diseñado para la ocasión.

El plan del Gestibérica está claro. La primera plaza, que proporciona el ascenso directo, se ha alejado de forma definitiva (Palencia tiene dos victorias de ventaja con tres partidos de fase regular por jugar). Los vigueses centran ahora sus esfuerzos en asegurarse el factor cancha para los cuartos de final, que se disputarán a cinco partidos. Para ello deben quedar entre el segundo y el quinto puesto, y lo más arriba posible para que la calidad del adversario teóricamente disminuya.

Sería un primer paso hacia la LEB Oro que después deberían completar en la "final a cuatro". Mejorará de categoría el que la gane. Y la directiva del Gestibérica se plantearía seriamente pedir su organización si el equipo se clasifica y las circunstancias lo permiten.

Julio Bernárdez asiste este jueves a un encuentro con la Federación. Los hombres de José Luis Sáez informarán ese día de cómo piensan estructurar los ascensos. La Federación prefiere que una sola ciudad acoja las "finales a cuatro" de las tres LEB. Una alternativa inviable para Vigo en la actual coyuntura Si las separan, la ciudad olívica sí podría optar a la de Plata. Sería el escenario ideal para una "marea roja" que este viernes despierta tras dos años de letargo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine