14 de abril de 2009
14.04.2009
bayern de múnich - f.c. barcelona (20:45, en directo)

El Barça, contra el milagro alemán

Guardiola, que dirigirá el partido desde la grada por sanción, no se fía del derrotismo que proclama el Bayern tras el 4-0 de la ida

14.04.2009 | 02:00
Messi da indicaciones a varios compañeros durante el entrenamiento de ayer

Aunque el partido de ida (4-0) reflejó que Barcelona y Bayern viven en mundos futbolísticos muy distintos, el equipo azulgrana viaja a Múnich con la alerta encendida para escapar del conformismo y no caer en la trampa de su rival, que se ha apuntado al derrotismo como forma de encarar el partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones.

El equipo de Guardiola dejó encarrilada la eliminatoria en apenas 45 minutos, los que necesitó para arrollar al Bayern en el Camp Nou. El resultado y el juego retrataron la diferencia entre ambos equipos, pero el Barcelona deberá mantener en Múnich su tensión competitiva. De ello se encargará Guardiola, el primero en desconfiar del discurso derrotista del Bayern. Su mensaje es claro: un equipo alemán nunca se da por vencido.

Impecable en su vertiente ofensiva (15 goles en sus últimos cinco partidos), el equipo azulgrana ha perfeccionado también su sistema defensivo. Suma en un mes cinco partidos consecutivos sin encajar un gol. En Múnich deberá afinar especialmente la defensa de las jugadas a balón parado, uno de sus puntos más débiles.

La estadística, sin embargo, avala al Barcelona; ningún equipo ha sido capaz de levantar un 4-0 en la ida, en los 177 casos que ofrece la historia de las competiciones europeas. El Barca es, además, el equipo más goleador como visitante de la presente edición, con 13 goles en cuatro partidos.

Después de reservar ante el Recreativo a un jugador por línea (Piqué, Touré y Eto´o), Guardiola podría hacer descansar a Leo Messi. En ese caso, la delantera la formarían Henry, Iniesta y Eto´o. En el centro del campo, con Touré como ancla, actuará Xavi, presumiblemente acompañado de Sergio Busquets, aunque Seydou Keita, un jugador más físico y con más llegada, tiene opciones.

También el lateral izquierdo ofrece algunas dudas. Sancionado Márquez, serán Piqué y Puyol los centrales, con Alves como incombustible lateral diestro. En la izquierda pueden actuar Cáceres, Sylvinho o incluso Abidal, recién recuperado de su lesión.

El técnico vivirá en el Allianz Arena (rebautizado simplemente como Arena de Múnich en partidos europeos) su primera sanción como entrenador del Barcelona (ya lo fue en dos ocasiones como técnico del filial), después de ser expulsado en la ida. Su segundo, Tito Vilanova, será el encargado de dirigir la orquesta desde el banquillo.

En el Bayern se espera que sus jugadores recuperen un poco el honor perdido la semana pasada y se despidan con cierta dignidad de la máxima competición de clubes europea. Para el partido de vuelta, el Bayern llega anímicamente un poco mejor que en la ida.

Ahora viene de golear por 4-0 al Eintracht Frankfurt, lo que ha aliviado un poco unas heridas que, sin embargo, siguen abiertas tras las últimas dos catástrofes. "Podemos reparar algo, pero no todo", ha admitido el preparador Jürgen Klinsmann, que ha dicho públicamente que ve una remontada como algo en lo que no vale la pena pensar.

El Bayern recupera efectivos que le pueden ofrecer mayor consistencia en la zaga, como es el regreso al equipo del brasileño Lucio, que puede darle un poco más de orden a la defensa y salida con el balón. Lahm, al parecer, también podrá volver al equipo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine