13 de abril de 2009
13.04.2009

El Deportivo se desinfla

Agüero y Simao despiertan al equipo coruñés del sueño europeo

13.04.2009 | 02:00
Guardado se queja durante el partido de ayer en Riazor.

Deportivo 1

Aranzubia; Laure, Lopo, Pablo Amo, Filipe Luis; Juan Rodríguez, De Guzmán; Lafita (Bodipo; m.70), Valerón, Guardado; y Lassad (Pablo Alvarez; m.75).

Atlético 2

Leo Franco; Heitinga, Pablo Ibáñez, Ujfalusi, Antonio López (Pernía; m.85); Maxi Rodríguez, Raúl García, Paulo Assuncao, Simao; Forlán (Sinama; m.88) y Agüero (Ever Banega; m.76).

Goles: 0-1; m.45, Agüero. 0-2; m.70, Simao. 1-2; m.87, Bodipo. Árbitro: Pérez Lasa, del colegio vasco. Mostró tarjeta amarilla a Pablo Ibáñez (m.11), Raúl García (m.34), Heitinga (m.42), Assuncao (m.63) y Pernía (m.86), por parte del Atlético de Madrid; y a Pablo Amo (m.31) y Juan Rodríguez (m.57), por parte del Deportivo. Incidencias: Encuentro disputado en el estadio municipal de Riazor ante unos 24.000 espectadores.

El Atlético de Madrid se levantó en el estadio de Riazor ante un rival directo en la lucha por Europa, el Deportivo de La Coruña, al que se impuso después de dos derrotas consecutivas que le habían alejado de su objetivo.

Los rojiblancos se adelantaron en el marcador con goles del argentino Agüero y el portugués Simao, pero tuvieron que sufrir en los minutos finales, en los que los coruñeses recortaron la diferencia con un tanto de Rodolfo Bodipo.

Con buena parte de sus aspiraciones continentales en juego, sobre todo después de las victorias de Málaga y Valencia, gallegos y madrileños se atascaron en el centro del campo en el arranque del encuentro y las llegadas al área rival fueron contadas.

El portugués Simao, desde el lateral del área pequeña dispuso de la última oportunidad de gol antes de que el encuentro entrara en una etapa soporífera, con mucha lucha y pocos argumentos en el centro del campo y sin noticias en las áreas.

El partido se encaminaba al descanso con la igualada sin goles, pero entonces apareció Agüero, al borde del pitido, para afianzar el regreso a Europa de los rojiblancos después de llevarse el balón ante Alberto Lopo y picarlo con clase por encima de Aranzubia.

El paréntesis no ayudó al Deportivo, que inició la segunda parte con una aturdimiento en defensa que pudo costarle el partido, pero le salvó el larguero, que repelió un disparo de Maxi después de una jugada de combinación de los madrileños que ridiculizó a la zaga blanquiazul.

El Deportivo, sin ideas en la parcela ofensiva a pesar de la presencia de jugadores como Lafita, el mexicano Guardado o el canario Valerón, fue incapaz de intimidar a su adversario y puso en evidencia sus limitaciones para regresar a Europa.

Un objetivo al que el Atlético se acercó un poco más con su victoria en Riazor, certificada a falta de veinte minutos para el final con el segundo tanto del partido, anotado por Simao tras una jugada personal en la que se libró de la marca de Filipe y batió a Aranzubia. Fue el gol número 4.000 del Atlético en Liga.

Ante la presión del Deportivo apareció Leo Franco para despejar las dudas que habían generado los últimos tropiezos del Atlético, aunque no pudo evitar el tanto de Rodolfo Bodipo en los minutos finales y el sufrimiento hasta la conclusión del choque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine