04 de abril de 2009
04.04.2009

Renault mima a Alonso y limita su esfuerzo

El español, enfermo de otitis, sólo da 32 vueltas en el contacto con Sepang

04.04.2009 | 02:00
Fernando Alonso, durante una de las tandas de ayer.

Del cuartel general de Renault sale un mensaje de esperanza. "Le estamos cuidando al máximo para que pueda llegar en las mejores condiciones a la sesión de clasificación (hoy, 11:00, La Sexta)". La guardia pretoriana de Fernando Alonso se esmera para que su salud sea óptima a la hora de ponerse a los mandos en busca de un puesto en la parrilla. Todo cuidado es poco para minimizar la otitis que trae de cabeza a una escudería al completo. El cambio horario desde Melbourne y el contraste entre el aire acondicionado del avión y el hotel, además del calor sofocante del circuito, hicieron estragos con Alonso. Para evitar una recaída, sólo dio 32 vueltas entre las dos sesiones libres de ayer en Sepang. Fue el que menos rodó de entre los 20 participantes, prácticamente la mitad que el resto. Si el jinete no está en condiciones, da igual la montura. El piloto se había acostado con fiebre y no era cuestión de exprimirle en el monoplaza, precisamente en un circuito de alta exigencia física y temperaturas extremas.

La situación recuerda a la de 2003, cuando Alonso apenas pudo festejar su primer podio en la Fórmula 1. Corrió con 39 grados de fiebre, tras pasar la noche del sábado en el hotel, con el aire acondicionado desconectado, y pendiente de contener su temperatura corporal. Había logrado la "pole" y acabó tercero.

Con tantas limitaciones, los tiempos de Alonso no le sacaron de la parte baja de la lista en las dos tandas del día de trabajo libre. Queda la esperanza de encontrar a Nelson Piquet en el décimo lugar, ayer mucho mejor que el asturiano, una situación muy difícil de repetir. Si al tiempo del brasileño se le restan las tres o cuatro décimas que suele arañarle su compañero, el R29 no habría terminado las pruebas en un lugar tan discreto.

A pesar de todo, Fernando Alonso no se fue insatisfecho. La revisión de su trabajo le enseñó que, por sectores, sus tiempos no eran tan malos. Ahora necesita juntarlos en una misma vuelta para hacerse con una posición adelantada en la parrilla. Los pilotos trabajaron sobre una pista algo resbaladiza en Sepang, después de la fuerte llluvia que sacudió el jueves el circuito, una de las preocupaciones comunes para el fin de semana. Igual que el horario de la carrera, las cinco de la tarde en Malasia, lo que despierta las dudas sobre la visibilidad, si el día se pone complicado, por una de las tormentas tan comunes allí.

El apartado técnico dejó dudas en Renault por una problema que sufrió Piquet en una rueda. "El coche está mejor que en Australia pero todavía debemos mejorar la estabilidad en las frenadas", resumió el jefe de ingeniería del equipo, Pat Symonds.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine