11 de diciembre de 2008
11.12.2008

Los Lakers aprovechan la ausenciai de Shaquille O'Neal

Gasol, con 28 puntos, completa una actuación espectacular junto a Andrew Bynum.

11.12.2008 | 08:55
Pau Gasol salta a canasta frente a Robin Lopez

La sólida actuación de Pau Gasol, con 28 puntos, y del pívot Andrew Bynum, con 17 tantos y 11 rebotes, guió a los Lakers a una nueva victoria, esta vez frente a unos mermados Suns de Phoenix (115-110), que sólo emplearon a ocho jugadores en su rotación.

El jugador español de Los Ángeles, que registró altos porcentajes en el tiro (11/14), completó su actuación con cinco rebotes y cuatro asistencias. El mejor de los Suns fue Matt Barnes, que sumó 25 puntos y 10 rebotes.

Los Suns, que echaron en falta la presencia de su pívot Shaquille O'Neal -viajó a Nueva Jersey para asistir al funeral de su bisabuela Cilla, de 92 años-, en cambio no se mostraron nada desorientados por la pérdida de Raja Bell y Boris Diaw, rumbo a Charlotte a cambio de Jason Richardson.

Phil Jackson sorprendió al dar entrada a Luke Walton en el quinteto titular en sustitución de Vladimir Radmanovic, en un primer cuarto en el que primaron los ataques sobre las defensas. Andrew Bynum, ante la ausencia de O'Neal, hacía estragos, pero los Suns respondían con sencillas penetraciones.

Faltaba energía e intensidad. Y la segunda unidad angelina aportó esos ingredientes. La entrada de Jordan Farmar y Sasha Vujacic lanzó a los Lakers (39-27) mientras Gasol lideraba a su equipo en anotación al descanso, con 13 puntos.

Sin embargo, antes de llegar al ecuador (53-48), el equipo de Terry Porter había recortado la diferencia hasta acercarse a un 46-43. Las espadas seguían en alto, a pesar del pobre encuentro de Steve Nash, que se fue al vestuario sin ver aro, en parte debido a la pegajosa defensa de Derek Fisher.

La ofensiva californiana se mantuvo igual de fluida durante la segunda parte, pero Phoenix resurgió con las referencias de Amare Stoudamire y Barnes en ataque, además de los tiros de cinco metros de Grant Hill, que no pierde elegancia, plasticidad ni clase con el paso de los años.

Cinco puntos consecutivos de Barnes sembraron el pánico en el Staples Center, y un triple de Nash puso a los Suns por delante por primera vez (74-75, m.34). La relajación, esa habitual y traicionera compañera de viaje de los Lakers, reapareció después de que éstos gozasen de diez puntos de ventaja durante gran parte del tercer periodo.

El último cuarto comenzó con un duelo de cañoneros entre Ariza y el brasileño Leandro Barbosa, mientras Gasol seguía a lo suyo, como líder de los Lakers debido a la escasa aportación de Bryant, que volvió a pista con 11 puntos en su haber (5/13 en el tiro) a falta de 7:29 por jugar.

A partir de ahí, Bryant enlazó un triple y un par de tiros libres, además de conectar una asistencia que culminó Bynum con un espectacular mate. Ocho arriba los Lakers (100-92, a falta de 3:49), que supieron aguantar la renta hasta el final sin demasiados agobios.

Gasol, primero desde la personal y después en defensa, con un tapón a Barbosa, puso la puntilla a los Suns y sirvió en bandeja la octava victoria consecutiva de los Lakers en su cancha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine