05 de diciembre de 2008
05.12.2008

El Dépor deja los deberes para Riazor

Los hombres de Miguel Ángel Lotina no supieron sacar tajada a un partido que se les puso muy de cara con un gol de Colotto

05.12.2008 | 10:31
Colotto

El Deportivo logró, pese a adelantarse en el marcador, un sufrido empate en el feudo del Lech Poznan polaco (1-1), con lo que se jugará la opción de clasificarse para los dieciseisavos de final de la Copa de la UEFA en la última jornada de la fase de grupos en Riazor contra el Nancy francés.

Los hombres de Miguel Ángel Lotina no supieron sacar tajada a un partido que se les puso muy de cara merced a un tanto del argentino Diego Colotto cuando se acababa de rebasar el minuto de juego, al rematar un saque de esquina botado por el mexicano Andrés Guardado.

Tuvieron a los pupilos de Franciszek Smuda noqueados, pero no supieron rematarlos. Paulatinamente el Deportivo perdió el balón y dio alas a los locales, que fueron creyendo en sí mismos con el paso de los minutos y que dispusieron de ocasiones suficientemente claras como para haber dado un auténtico disgusto al cuadro español.

El entramado dispuesto por Lotina, pese al trabajo del canadiense De Guzman y de Sergio, y de los intentos de hacer valer su técnica de Juan Carlos Valerón, se fue desmontando con el discurrir del choque.

El Lech Poznan, líder de la liga polaca, acusó, lógicamente, el mazazo del gol de Colotto, pero, guiado desde atrás por el colombiano Manuel Arboleda, creció al ritmo que se hizo con el esférico y su juego aguerrido y rápido comenzó a incomodar a Dani Aranzubía cada vez de manera más reiterada.

El Deportivo había pasado de controlar con suficiencia a empezar a sufrir más de la cuenta hasta que el peruano Hernán Rengifo culminó a placer una gran jugada combinativa del ataque polaco (m.41).

El 1-1 provocó el delirio en los abarrotados graderíos del estadio Miejski y aturdió aún más a los deportivistas, que fueron arrollados hasta el descanso por un crecido oponente, tanto que Jakub Wilk y el propio Rengifo estuvieron muy cerca del 2-1.

Lo mejor que le podía pasar al equipo gallego era la llegada del descanso y dio la impresión que el paso por los vestuarios le vino bien, pero tan solo fue durante unos minutos, porque no tardó el Lech Poznan en retomar el control y en crear peligro.

Aranzubía salvó con el pie derecho una volea de Wikl, Stilic tuvo un par de opciones también claras y Arboleda la más clara en el área pequeña, pero su disparo se marchó cruzado.

La entrada de Riki, Lafita y Verdú no arregló mucho. El Deportivo no pudo hacerse con el control del juego y los animosos jugadores del cuadro polaco lucharon sin desmayo por una victoria que necesitaban como el comer.

No tuvieron acierto, para fortuna del Deportivo, que se jugará su supervivencia europea ante el incómodo Nancy francés en Riazor después de haber tenido a favor un partido a la postre más que complicado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine