20 de noviembre de 2008
20.11.2008
Balonmano - Liga Asobal

Las dudas asaltan al Pilotes en Ipurua

El conjunto vigués fue víctima de la ansiedad y se vio desbordado por la avalancha goleadora del Arrate

20.11.2008 | 01:00
Montávez sufre el acoso de un defensa rival, durante un partido en As Travesas

Arrate 35 - 25 Pilotes Posada

Arrate:
(18 y 17) Malumbres, Jurkiewicz (11), Arrieta. Vargas, Beljanski (1), Berrios (4), Kobin (8) -equipo inicial-, Vucinic, Ivo Díaz, Salaberria (2), Serrano (1), Arroyo (1), Rudovic (4, 2 p.) y Dalibor Cutura (3).

Pilotes Posada:
(14 y 11) Javi Díaz, Gustavo Alonso (2), Martinovic, Fernández (5), Mitrovic (7), Brito Tavares (2), Prce (6, 5 p.) -equipo inicial-, Marjanovic, Crevatín, Rubén Montávez, Infestas (2), Pablo Macías, Sudzum y Polakovic (1).

Marcador cada cinco minutos: 3-4, 7-5, 10-6, 13-8, 16-10, 18-14 (descanso); 22-16, 25-18, 28-19, 30-20, 31-22, 35-25.

Árbitros: Martín Franco (Castilla-León) y Monroy Rodríguez (Cantabria). Descalificaron en el minuto 39 al local Berrios y excluyeron a sus compañeros Arrieta, Serrano y Dalibor Cutura, así como a los visitantes Crevatín y Gustavo Alonso.
Incidencias: Partido de la undécima jornada de la Liga Asobal disputado en el Polideportivo Ipurúa de Eibar (Guipúzcoa) ante 1.300 espectadores.


El Pilotes se estrelló en Eibar ante el Arrate en un encuentro en el que los vigueses continuaron con la mala línea de juego mostrada el pasado sábado ante el Almería en As Travesas. Los vigueses fueron una caricatura todo el choque y en ningún momento dieron la impresión de estar en condiciones de pelear por el partido.
Los locales saltaron a la pista con determinación y, aunque el Octavio llevó la iniciativa durante el primer parcial (3-4), a partir de ahí un lanzamiento de larga distancia a cargo de Kobin y dos contragolpes rubricados por Jurkiewicz dieron al cuadro albiazul una ventaja que ya no habría de perder.
El polaco del Arrate, muy inspirado, martilleaba el portal de Javi Díaz sin compasión y sus siete tantos en el primer periodo permitieron a los guipuzcoanos reencontrarse con la eficacia atacante que habían echado de menos en las jornadas anteriores.
Además, la defensa albiazul se mostraba impenetrable para los vigueses, que en última instancia chocaban con Malumbres o con su falta de precisión en el lanzamiento, de tal manera que el Arrate cobró una máxima renta de siete goles (15-8 y 16-9).
En los siete minutos previos al descanso, no obstante, el Pilotes reaccionó y, apoyado en la exclusión de Serrano, recortó la desventaja hasta dejarla en apenas cuatro goles, gracias a un parcial final de 1-5, con un último tanto de penalti a cargo de Prce.
Sin embargo en la reanudación el choque volvió a responder a los parámetros anteriores, con los laterales del Arrate imparables -entre Jurkiewicz y Kobin anotaron 19 goles- y una destacada aportación de Malumbres que contrastó con el pobre rendimiento de los metas visitantes.
Quique Domínguez trató de variar el rumbo del encuentro con una defensa cada vez más profunda y que concluyó con un marcaje individual sobre Dalibor Cutura, el arquitecto del juego eibarrés, pero todos sus intentos resultaron baldíos ante el estado de gracia del Arrate. Apenas Mitrovic apareció en el ataque vigués y los guipuzcoanos alcanzaron ya en el minuto 47 una máxima renta de once goles (30-19).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine