17 de noviembre de 2008
17.11.2008

Un flojo Deportivo cura al Atlético

Los colchoneros toman impulso gracias a los fallos defensivos del equipo de Lotina

17.11.2008 | 08:45
Forlán celebra uno de sus dos goles ante el público del Calderón

ATLÉTICO DE MADRID 4 - 1 DEPORTIVO DE LA CORUÑA

ATLÉTICO DE MADRID

Leo Franco; Perea, Heitinga, Ujfalusi, Pernía; Paulo Assuncao (Raúl García, m. 75); Maxi Rodríguez, Maniche (Banega, m. 75), Simao; Forlán y ´Kun´ Agüero (Sinama, m. 84).

DEPORTIVO DE LA CORUÑA

Aranzubía; Manuel Pablo, Lopo, Adrián López, Filipe; Juan Rodríguez, Sergio, Verdú (Bodipo, m. 64), Guardado; Lafita (Valerón m. 76); y Riki (Pablo Alvarez, m. 64).

Goles: 1-0, m. 26: Heitinga. 2-0 m. 50: Forlán. 3-0, m. 64: Maxi Rodríguez. 4-0, m. 81: Forlán. 4-1, m. 86: Filipe. Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz (Comité Valenciano). Amonestó a los visitantes Lopo y Juan Rodríguez. Incidencias: 45.000 espectadores en el Vicente Calderón.

Iñaki Dufour ? Vigo

El Atlético de Madrid sumó ayer tres puntos imprescindibles en su persecución de los cuatro primeros puestos frente al Deportivo, cuyas facilidades defensivas allanaron el camino de los rojiblancos hacia una fácil y merecida victoria, en la que Forlán firmó dos goles.

Heitinga y Maxi Rodríguez convirtieron los otros dos tantos del conjunto madrileño, dueño de todo el partido y que disfrutó con su segundo triunfo en los últimos siete encuentros de Liga.

Y eso que, en el inicio del duelo, la posesión de la pelota no fue sinónimo de oportunidades. Así le ocurrió al Atlético, que asumió casi en exclusiva el control del balón, pero de una forma tan ineficaz como desesperante, porque casi nunca encontró una buena conexión cerca del área rival en el comienzo del encuentro.

El guardameta visitante apenas intervino antes del descanso y, cuando lo hizo por primera vez fue para recoger el 1-0 de su portería en el minuto 26, en un error en cadena de la defensa del Deportivo, aprovechado por Heitinga.

No había hecho demasiado en ataque el Atlético, pero sí mucho más que el conformista equipo gallego, sin ambición ofensiva en toda la primera parte, en la que los coruñeses vivieron el paso de los minutos sin el balón, ocupados en sus precauciones defensivas y sin arriesgar nada. Ni siquiera con el 1-0 en contra.

El desarrollo de la primera mitad había ofrecido motivos para el optimismo del Atlético, al que otro regalo de la defensa rival le bastó para confirmar esas sensaciones y tomar rumbo a la victoria.

Era el 2-0. Quedaban cuarenta minutos por delante, pero ya no había duda del triunfo del equipo rojiblanco, porque enlazó nuevas jugadas de mérito en ataque y porque el Deportivo, desaparecido en ataque durante todo el choque, no tenía ni recursos ni convicción suficiente para buscar el empate ante la tranquilidad local. El Atlético fue engordando su cuenta de forma natural con una goleada maquillada sólo al final por Filipe.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine