18 de julio de 2008
18.07.2008
ciclismo

Riccó tiñe de sombras el Tour

18.07.2008 | 02:00
Riccó es trasladado por los gendarmes a la comisaría tras su positivo por EPO.

El italiano dio positivo por EPO y, aunque niega haberse dopado, el Saunier Duval abandona

El equipo español Sauiner Duval abandonó ayer el Tour de Francia después de que su hombre más carismático, el italiano Riccardo Riccó, diera positivo por EPO de tercera generación, también denominado CERA, en la cuarta etapa, lo que le convierte en el tercer caso de la ronda gala.
El Saunier anunció, asimismo, la suspensión provisional de su actividad en todas las carreras que tenía programadas.
Riccó, ganador de dos etapas, recibió la confirmación de su positivo de la Agencia Francesa de Lucha contra el Dopaje (AFLD) justo antes de que un grupo de gendarmes llegara para arrestarlo con vistas a su interrogatorio, en el que negó haberse dopado, según informó un fiscal francés tras las primeras palabras del ciclista.
Riccó, de 24 años, dio positivo en la contrarreloj de Cholet, dos días antes de lograr en Super-Besse la primera de las dos victorias de etapa que acumulaba en el presente Tour de Francia. También se impuso la novena, la primera pirenaica, con meta en Bagnères-de-Bigorre.
Segundo en el pasado Giro de Italia, el ciclista transalpino ocupaba la novena plaza de la general a 2:29 del líder, Cadel Evans, y vestía el maillot de rey de la montaña.
Antes que Riccó, fueron controlados los españoles Manuel Beltrán, positivo por EPO en la primera etapa, y Moisés Dueñas, controlado por la misma sustancia en la cuarta.
El corredor transalpino se encontraba en el punto de mira de la AFLD después de que los análisis practicados en los días previos al inicio del Tour revelaran niveles sanguíneos anormales en el italiano. Aunque su equipo no ha parado de repetir que el corredor tiene una tasa de hematócrito naturalmente elevada y que ese hecho está reconocido por la Unión Ciclista Internacional (UCI), la AFLD le sometió a un seguimiento particular. En los primeros días de carrera había pasado al menos, a cuatro controles.
También siguieron de forma particular a Beltrán, de 37 años, primer positivo del Tour, un caso que se conoció el pasado viernes. El ciclista jienense fue excluido por su equipo, el italiano Liquigas, que siguió en competición.
Lo mismo hizo la formación británica Barloworld cuando se supo el positivo de Dueñas, de 27 años, controlado también en la cuarta etapa y excluido de la carrera y que ayer confesaba que se había dopado. Fue imputado por dos cargos, tenencia y uso de sustancias venenosas, penado con un máximo de dos años de cárcel y 3.750 euros de multa, e importación de una sustancia prohibida, por el que puede ser condenado hasta a tres años de prisión y una multa aduanera
"En sus primeras declaraciones niega haberse dopado", aseguró el fiscal galo Antoine Leroy, que añadió que los hoteles ocupados por el Saunier Duval durante estas doce etapas del Tour así como los coches y autobuses del equipo estaban siendo registrados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes