17 de julio de 2008
17.07.2008
Tour de Francia

Cavendish domina el sprint y se anota su tercer triunfo

La jornada quedó marcada por el positivo de Riccó y el abandono del Saunier Duval

17.07.2008 | 19:12
Cavendish celebra la victoria a su llegada a meta

El ciclista británico del Columbia Mark Cavendish (Columbia) se anotó su tercer triunfo de etapa en el Tour de Francia después de imponer su mayor punta de velocidad en la llegada masiva del pelotón a la localidad francesa de Narbona, después de 168,5 kilómetros y en una jornada marcada tristemente por un nuevo positivo, el de italiano Riccardo Riccó, y el abandono de su equipo Saunier Duval.

Cavendish, en la línea otrora demostrada por 'sprinters' de la talla de Cipollini o Petacchi, demostró de nuevo ser el más fuerte y entró en meta señalando con sus dedos el número de etapas coleccionadas en esta edición de la ronda gala. El australiano Cadel Evans (Silence-Lotto) sigue al frente de la general.

Era una jornada propicia para un final de este tipo y apenas hubo intenciones de lo contrario. De hecho el pelotón ofreció incluso la sensación de rodar con pena después de que antes de la salida se conociera el positivo de Riccardo Riccó y el abandono del Saunier Duval.

Hasta ahora los positivos de Beltrán y Dueñas habían afectado a corredores de un segundo plano, pero al italiano, al margen de ser segundo en el pasado Giro y haberse apuntado ya dos triunfos en este Tour, se le empezaba a considerar una referencia en el ciclismo mundial y siempre era protagonista del espectáculo en la montaña.

Además sin el Saunier Duval, el Tour se queda sin el equipo dinamizador de la prueba, con permiso del CSC. También se cortan las esperanzas españolas de Juan José Cobo, excelente en Hautacam y que prometía batalla para las jornadas alpinas.

Sobre la carretera, los franceses Arnaud Gérard (Francoise des Jeux) y Samuel Dumoulin (Cofidis) protagonizaron la fuga de la jornada desde el kilómetro 26. Posteriormente se les uniría el español Juan José Oroz (Euskaltel), pero siempre estuvieron controlados por el grupo y nunca llegaron a tener más de dos minutos de juego.

A diez kilómetros del final el pelotón les absorvió y comenzó la lucha por la etapa en una preparación del sprint un tanto anárquica, pero que se apuntó el mejor, el británico Mark Cavendish.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes