10 de junio de 2008
10.06.2008

Holanda desquicia a Italia

10.06.2008 | 10:26
Sneijder festeja el segundo tanto de Holanda con Buffon en el suelo. /

Los goles de Van Nistelrooy, Sneijder y Van Bronckhorst tumban a la campeona del mundo

Holanda fue una naranja amarga para el campeón mundial. La exquisitez de su juego le permitió dejar fuera de combate a Italia (3-0), con dos tantos de los madridistas Ruud van Nistelrooy -éste en fuera de juego- y Wesley Sneijder y el tercero del ex barcelonista Gio van Bronckhorst.

Treinta años después, la exquisita Holanda se tomó la revancha. Tres décadas hacía que los "oranje" no ganaban un partido a los italianos, desde el Mundial del 78.

El partido, a priori un duelo de equipos con estilos cambiados, fue un monólogo del equipo de Van Basten, que dominó el partido con sus armas de siempre: toque, desmarque y remate.

Le bastó a Holanda que conectaran su pareja de mediocampistas creativos (Rafael van der Vaart y Wesley Sneijder), que apareciera Ruud van Nistelrooy y que interviniera menos su pareja de destructores (Engelaar y de Jong) para que todo fuera como la seda.

Materazzi, con un remate en propia puerta, puso de los nervios a los "tiffosi", que ayer eran minoría en el Wankkdorf, y en la siguiente jugada la polémica. Van der Vaart colgó un balón sobre el segundo palo, Buffon lo sacó, Mathijsen tocó sobre Van Bronckhorst y Van Nistelrooy remachó en claro fuera de juego (1-0, min. 25).

El dominio de los holandeses era incontestable. Su fútbol fluido no tenía respuesta en el otro lado y la jugada que supuso el 2-0 fue el resumen de lo que ayer regaló Holanda. Un pase en profundidad en un contragolpe de Van der Vaart sobre Van Bronckhorst, un pase a la banda contraria sobre Kuyt, una asistencia de primeras con la cabeza del delantero del Liverpool y un remate llegando desde atrás de Sneijder en el primer palo. Se supo Holanda ganadora del partido y plegó velas. Cuando Italia apretó, ahí estaba el gigantesco Orlando Engelaar para desplegar sus 196 centímetros por tierra y aire. El jugador del Twente fue una muralla insuperable. Gattuso perdió la compostura, Pirlo había rato que había extraviado la brújula.

En un contragolpe, Kuyt centró desde la derecha y Van Bronckhorst redondeó una magnífica actuación con el 3-0 en el minuto 79. Holanda pudo golear en un final de locura, pero el marcador ya no se movería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine