11 de abril de 2008
11.04.2008

Los "refuerzos" llegan tarde

11.04.2008 | 02:00
Antonio Guayre, a la derecha, junto a Roberto Lago y a Agus, en el entrenamiento de ayer en A Madroa.

El Celta recupera a los lesionados Guayre y Canobbio para el último cuarto de la Liga, después de que el equipo dilapidase sus opciones de ascenso

Canobbio y Guayre ultiman su preparación para regresar al equipo titular. Dos de los jugadores más valiosos de la plantilla céltica podrán reaparecer en el tramo final del campeonato, pero sin tiempo para que un equipo desahuciado se aproveche de su talento después de agotar el crédito con el que partió a comienzo de Liga como aspirante al ascenso a Primera. Los dos futbolistas participaron en el entrenamiento de ayer con el grupo del que saldrá el equipo titular que mañana se enfrentará a la Real Sociedad (Balaídos, 18:30 horas, A Galega). El delantero canario cuenta con más opciones de entrar en el once que su compañero, ya que el miércoles disputó media parte del partido ante el Coruxo.
La baja de Núñez y el ostracismo de Fernando Sales le abren las puertas a Guayre para reaparecer como interior tras cuatro meses de lesiones, que le obligaron a operarse de los dos tobillos. Sus problemas físicos le han convertido en el jugador menos utilizado de una plantilla que este curso se ha extendido hasta los treinta y cuatro componentes, con la aportación de varios canteranos.
El delantero contabiliza solamente un minuto de juego. Esta aparición tan efímera ocurrió el 18 de noviembre pasado, en el estadio Rico Pérez, de Alicante, donde los celestes derrotaron al Hércules con un gol de Perera. El cuadro alicantino visitará Vigo precisamente la próxima semana, con lo que se cumpliría una vuelta completa de campeonato en la que Guayre ha estado de baja.
Con diez partidos de Liga por delante, el delantero muestra la ilusión de un debutante, al recordar todos los problemas físicos que ha sufrido desde que firmó por el Celta: "Llevo más de año y medio en el que no me he sentido futbolista y, para mí, los dos meses de competición que restan son la vida. Quiero ayudar a que el equipo termine lo mejor posible y jugaré los máximos minutos que pueda para irme en verano con la idea de volver bien el año que viene".
Guayre aporta optimismo a un vestuario apesadumbrado por el fracaso deportivo. "Estoy aquí para jugar al fútbol y no he podido, pero de momento las cosas van bien y voy a darlo todo tanto entrenando como en los minutos que me vayan dando, sea en la Copa Galicia o en Liga".
Ilusionado por volver a jugar, el futbolista canario se declara convencido de que aún queda tiempo para reconducir la situación deportiva del club. "Si ahora encadenas tres o cuatro victorias, seguro que te metes arriba hasta el final de la Liga", comenta, para matizar: "Aunque ahora lo que hay es que sacar los partidos que nos quedan en casa, por nuestra afición".
En cuanto a las posibilidades de reaparecer ante la Real Sociedad, Guayre advierte que no se exige "nada". "A lo mejor estoy para un rato y si el entrenador me quiere llevar... yo, encantado". Su compañero Canobbio tiene menos posibilidades de jugar mañana, aunque ambos son un buen refuerzo para el equipo, aunque llegan tarde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine