El parón liguero del pasado fin de semana ha venido de perlas a Fernando Vázquez, que recupera a un buen número de pesos pesados de cara al duelo de mañana ante el Real Madrid. Oubiña e Iriney, si no hay contratiempos en las próximas horas, volverán al eje de la medular y es más que probable que Pablo Contreras regrese al centro de la defensa, habida cuenta de las molestias de pubis de Tamas y el esfuerzo realizado por el rumano, que jugó completos dos partidos con su selección en cinco días.

Con la defensa y la línea de medios defensivos recompuesta -Ángel regresará a su posición natural en el lateral diestro y Placente formará en el izquierdo-, las grandes dudas del técnico celeste se centran en buscar un sustituto para Fabián Canobbio y decidir qué centrocampista formará en el flanco derecho. Vázquez tiene dos opciones: cambiar el dibujo del equipo para jugar con dos delanteros o bien mantener el 4-2-3-1 y jugar con Jorge en la posición que habitualmente ocupa el uruguayo. Si opta por la primera, el francés Habib Bamogo o incluso el canario Antonio Guayre podrían acompañar a Fernando Baiano en punta.

Por lo que respecta a la banda derecha, existen bastantes posibilidades a evaluar, sobre todo si se considera que la mayoría de los jugadores llegan al partido con lesiones o problemas recientes. Asumiendo que el ex madridista Antonio Núñez no se recuperará a tiempo, tres futbolistas, cuatro contando a Guayre, tienen posibilidades de jugar en este posición: Jonathan Aspas, Nené o incluso Gustavo López. Aspas es de las tres la opción natural, aunque esta temporada ha sido más frecuente ver al argentino Gustavo López a pierna cambiada. Nené, por su parte, ha sido el inquilino de la banda derecha en los dos últimos partidos (Sevilla y Bremen) y la demarcación tampoco es extraña a Guayre.