El Celta Vigourban juega esta tarde (19.00 horas) en dos campos distantes entre sí casi mil kilómetros. Por un lado, el equipo de Miguel Méndez se mide en el pabellón de As Travesas al Arranz Jopisa de Burgos. Las célticas necesitan la victoria para conseguir matemáticamente la victoria, sin importarle en absoluto los demás resultados.

Si salen mal las cosas en As Travesas, el otro punto de atención está en Hondarribia, en donde el conjunto bidasotarra se mide al Estudiantes de Madrid. Una victoria del conjunto local también le valdría al equipo de Miguel Méndez para asegurarse la continuidad en la máxima categoría del baloncesto femenino.

Con todo esto, el pabellón de As Travesas se dispone a vivir otra tarde de nervios y ordenador, ya que la Federación ofrece en su página web en directo el encuentro de Irún. A buen seguro todos estarán pendientes de esa transmisión. El club quiere que el pabellón vuelva a registrar una gran entrada, y por ello permitirá que todos los socios del Real Club Celta tengan acceso gratuito al encuentro, presentando en la puerta su carnet de abonado. Además, al encuentro asistirá también algún jugador de la primera plantilla, sorteando en el descanso del encuentro un balón firmado por todos los integrantes de la primera plantilla céltica.

Una vez conseguido el apoyo de la afición, la atención se centra en saber la respuesta del equipo ante este complicado encuentro. Es difícil saber cómo responderá la plantilla en circunstancias complicadas. Por un lado, Miguel Méndez no contará con la brasileña Cintia Silva, que el martes viajó a Brasil por la extrema gravedad de su madre y conoció al llegar a su casa que había fallecido. El club quiere agradecer el esfuerzo realizado por la jugadora, que intentó retrasar lo máximo posible su marcha a Brasil para no dejar solo al equipo.

Pero los males vienen siempre en pareja. A la marcha de Cintia hay que unir ahora la baja forma de la americana Mel Bowman. La pívot sufre constantes dolores en su rodilla y aunque la revisión que le hicieron no detectó nada grave, las molestias que tiene hacen que no rinda lo que se esperaba. No obstante, Miguel Méndez confía en que Mel se dé cuenta de lo importante del partido de esta tarde y se la juegue por ayudar al equipo.

Con este panorama, el peso del encuentro lo llevarán las jugadoras jóvenes del equipo. Tamara Abalde, Alba Torrens, Maja Erkic, Paula Seguí, Gema García, junto con Choche Alonso y Cristina Cantero, deben poner toda la carne en el asador para conseguir la victoria ante un equipo que a dos jornadas para la conclusión del campeonato se juega la posibilidad de conseguir la segunda plaza, algo por lo que también pelea el Hondarribia de Irún. El apoyo de la afición lo van a tener, ahora solamente falta que las jugadoras respondan con un buen partido.