Los clubes han acordado un nuevo modelo que reducirá el número de partidos de los ´play-offs´ en sus dos primeras fases y potenciará la Liga Regular con la concesión de la mitad de las plazas directas de clasificación para la Euroliga, según informó la ACB.

Este modelo, que entrará en vigor la próxima campaña, reduce el número de partidos en la fase de lucha por el título en sus dos primeras rondas (cuartos de final y semifinales), que se disputarán al mejor de tres (1-1-1) en vez de a cinco como en la actualidad con el objetivo de incentivar y dotar de mayor interés la competición profesional.

La final, no obstante, mantendrá el formato presente, con una eliminatoria al mejor de cinco partidos con el equipo mejor situado al término de la fase regular disputando los dos primeros encuentros como local al igual que el quinto si fuera necesario.

Además, la fase regular tendrá un nuevo aliciente porque otorgará directamente la mitad de las plazas reservadas para los equipos españoles en la Euroliga. Así, el campeón de la Liga Regular obtendrá plaza directa para esta competición, al igual que el ganador final.

En cuanto a las otros dos plazas, adjudicadas hasta la fecha en base a los méritos deportivos definidos en el ranking, los clubes han facultado a Eduardo Portela, presidente de la ACB, para trasladar a la ULEB y a la Euroliga la supresión del trienio a fin de compatibilizarlos con su normativa.

Estas dos plazas se otorgarían al segundo clasificado de la Liga Regular y al subcampeón de la Liga, manteniéndose los derechos actuales del Tau Cerámica y Unicaja hasta la temporada 2008-09.

Respecto al modelo de gestión de la ACB, el congreso acordó iniciar el estudio de un modelo de Liga estable donde puedan desarrollarse las franquicias deportivas incrementando su valor, el uso de las nuevas tecnologías (repetición instantánea, ´silbato inteligente´ y el acto digital) para mejorar el nivel y criterio de los árbitros.

Además, creará una comisión para trabajar conjuntamente con la Liga de Fútbol Profesional (LFP) para concretar un estudio sobre las necesidades y reformas del deporte profesional, y también desarrollará acciones jurídicas para favorecer el tratamiento del patrocinio deportivo en este sector.

Finalmente, la ACB decidió potenciar su imagen y la del baloncesto entre los jóvenes, definirá un protocolo de trabajo con los medios de comunicación en las instalaciones de los clubes y realizará cursos de formación de los principales protagonistas de la ACB (jugadores, entrenadores y directivos).