Fernando Vázquez tuvo que recurrir al filial para afrontar el partido amistoso que ayer sirvió para inaugurar el campo de hierba artificial de Candeán. El ensayo, que finalizó con un contundente 0-4 a favor de los celestes (ayer de naranja), sirvió además para que el técnico probase variantes tácticas, como jugar con dos delanteros y situar a pie cambiado a Nené y concederle la banza izquierda del ataque a Gustavo López .

Hasta diez jugadores del Celta B reclamó ayer Vázquez para este encuentro ante el equipo anfitrión, que milita en Segunda Regional. Esteban, Campillo, Yago, Lequi, Areias, Jorge Canobbio, Nené, Gustavo López, Perera y Bamogo fue la alineación titular del Celta, que a los dos minutos de juego se quedó sin Canobbio porque el uruguayo se quejó de un tobillo. La lesión, un leve esguince, no reviste importancia, según Vázquez.

Bamogo, Lolo, Jorge y Goran Maric, éste de vaselina, fueron los autores de los goles de los célticos en este ensayo ante el equipo vecino de las instalaciones deportivas de A Madroa.

En el amistoso, como ya ocurrió en un par de ocasiones, Fernando Vázquez apostó por dos puntas y trasladó a Nené a la banda derecha y reservó la izquierda para Gustavo López.