El catalán Tommy Robredo, sexto jugador mundial, se convirtió ayer en el cuarto jugador español en acceder a la ronda de octavos de final del torneo de Cayo Vizcaíno, segundo Masters Series de la temporada, después de superar por un doble 6-4 al alemán Florian Mayer.

Robredo, centrado esta temporada en alcanzar las rondas finales de los grandes torneos y mejorar su ya excepcional ránking, se complicó la existencia al principio, perdiendo su servicio en el cuarto juego ante un Mayer más sólido desde el fondo.

El de Hostalric se fue entonando paulatinamente, mejorando su golpeo de derecha, y recuperó la rotura en el juego siguiente. Además en el noveno pudo repetir y encarrilar el triunfo en el primer parcial con su saque. Robredo no falló y se adjudicó el primer set por 6-4.

El guión no se modificó en exceso, con Mayer defendiendo su saque y Robredo tratando de ser más agresivo. El catalán logró finalmente acabar con la resistencia del germano.