El gallego Oscar Pereiro, corredor del Caisse d'Epargne, se mostró satisfecho con su actuación en al primera etapa de la Vuelta a Castilla y León, un contrarreloj de 10 kilómetros con salida y llegada en Zamora, en la que concluyó en la cuadragésimo sexto y que sirvió de estreno oficial del virtual ganador del Tour en la presente campaña.

"Personalmente, el día ha sido como lo esperaba. He preferido no tomar riesgos inútiles porque, con la carretera mojada, había mucho peligro en las curvas. Voy a tener que encontrar poco a poco el ritmo de competición y sé que sufriré bastante en las próximas carreras, pero eso es normal. Voy con mucha moral y muy contento por haber vuelto a competi"", señaló Pereiro.

El ciclista gallego finalizó a 43 segundos del ganador de la etapa, su compañero de equipo, el ruso Vladimir Karpets, que invirtió un tiempo de 11:55 minutos en recorrer los diez kilómetros de la primera etapa.

Mejor le fue al corredor del Karpin Galicia Santos González que acabó en la decimoctava posición con un tiempo de 12:19 minutos a 24 segundos del vencedor de la etapa, el ruso Karpets.