La americana tenía la mejor marca mundial desde agosto de 2002 cuando lo rebajó en Fort Lauderdale, en los Estados Unidos, y estableció un tiempo 59.58. Coughlin batió en esta prueba a la francesa Laure Manaudou, que fue medalla de plata.

Por su parte, el estadounidense Michael Phelps batió el récord mundial de los 200 metros libre con una marca de 1:43.86.

El anterior récord estaba en poder del australiano Ian Thorpe desde los Mundiales de Fukuoka, en Japón, en 2001, con un registro de 1:44.06.

En la final de los 200 metros libre el americano superó al holandés Pieter van den Hoogenband.