El español Jorge Lorenzo (Aprilia) tuvo que sudar en esta ocasión el mono de cuero para poder adjudicarse la segunda victoria consecutiva de la temporada, esta vez en un marco tan deseado por todos los pilotos como es Jerez de la Frontera, lleno hasta la bandera y, una vez que lo consiguió no dudo en celebrarlo a lo grande.

Sus celebraciones ya empiezan a convertirse en un clásico y para hoy tenía preparada una bandera pirata con el eslogan "Lorenzo's Land (Tierra de Lorenzo), y lo cierto es que el joven mallorquín no va nada desacertado en sus aseveraciones.

La carrera fue mucho más disputada de lo previsto, pues Lorenzo salió bien pero antes de concluir el primer giro le había superado el italiano Andrea Dovizioso (Honda), al que luego siguieron también Alvaro Bautista (Aprilia), Héctor Barbera (Aprilia) y el sanmarinense Alex de Angelis (Aprilia), que había salido desde muy atrás pero consiguió enlazar para algo después ser también el primero en quedarse descolgado.

La lucha entre Lorenzo y Barberá tuvo a éste como primera víctima, pues tras superar al campeón se vio nuevamente doblegado y en su intento de mantener el rebufo de su rival acabó por los suelos.

El quinteto de cabeza ya sólo era un trío y en él quien más madurez y superioridad demostró fue el campeón del mundo, que pegó el tirón suficiente como para que sus rivales no pudiesen ya inquietarle. Bautista, en su segunda carrera en el cuarto de litro, también supo mantener a raya a otro campeón como Andrea Dovizioso y ese acabó siendo el orden de entrada en línea de meta.

El último de los españoles de la cilindrada en llegar a meta fue Alex Debón (Aprilia), que lo hizo en quinta posición. Un resultado excelente para el piloto de Castellón, mientras que el resto de españoles de la cilindrada, por uno u otro motivo, acabaron fuera.

A la conclusión de la carrera Jorge Lorenzo (Aprilia), se declaró "feliz" con su victoria en el Gran Premio de Jerez no sin mostrar su preocupación por el hecho de que las monturas de Bautista (Aprilia) y Dovizioso (Honda) "eran mucho más rápidas". El balear aseguró que el duelo contra Bautista y Dovizioso fue muy complicado por la superioridad de su velocidad punta, a pesar de lo cual disfrutó durante la carrera.

"Hoy me he divertido de lo lindo. Ha sido una carrera muy dura y trabajada, rodando al límite en todo momento, y por suerte he podido conseguir la victoria. Después de los entrenamientos pensaba que tenía ritmo para ganar la carrera en solitario, pero a la hora de la verdad no ha sido así, la moto no me daba la misma confianza y he tenido que adaptarme a las circusntancias", comentó.

"Lo importante es que hemos dado espectáculo al público, que ha visto a dos españoles en lo más alto del podio, y que tenemos 50 puntos en nuestro poder. Ha sido una de las carreras que más he disfrutado en mi vida", añadió. Finalmente, quiso dar las gracias al público español por el apoyo recibido. "Esta ha sido una batalla muy difícil. Ahora ante todo quiero agradecer a mi equipo el gran trabajo que ha hecho y por supuesto a mis amigos y a mis fans".