La Liga Femenina llega a su recta final, y con mucho en juego en la zona baja de la clasificación para un Celta Vigourban que no quiere pasar los apuros de la temporada pasada, en la que se jugó la permanencia en el último partido. No obstante, la situación no se parece en nada a la del año pasado, y las de Miguel Méndez solamente tienen que ganar uno de los tres partidos que les resta por jugar. Si lo consiguen, podrían sentenciarse la permanencia antes de llegar a la última jornada.

De lo que nadie duda es que el partido de esta tarde (a las 20.00, hora peninsular) no es nada fácil. El Gran Canaria es un equipo que ha ido de menos a más en el campeonato, realizando una segunda vuelta magnífica que le permite mantener todas las opciones de jugar el play off por el título, algo impensable al comienzo de la temporada.

Kaayla Chones y Michele Battle son las jugadoras más destacadas de un equipo destacan tres jugadoras que han dejado una profunda huella en el baloncesto vigués: Laura Grande, Mar Xantal y Pilar Valero. Pero de lo que nadie duda es que el cariño que puedan tener las tres por el Celta, no será el suficiente como para que le sea fácil a las viguesas ganar el encuentro.

El conjunto vigués ofrece pocas novedades. La expedición viajó ayer por la tarde y hoy se entrenará por la mañana en el mismo recinto del partido. Físicamente, el equipo se encuentra en un buen momento, a pesar de que la americana Mel Bowman se resintió de la rodilla tras el entrenamiento del jueves. No obstante, Miguel Méndez podrá contar con ella.

Aunque el cuadro vigués se encuentre en forma, otra cosa muy diferente es en el aspecto mental. La derrota del pasado domingo ante el Rivas Futura causó bastante desilusión, más que por la derrota en sí, por la forma en la que se produjo, ya que hubo momentos en los que el cuadro vigués parecía bloqueado.

En estos momentos, y aunque el Celta Vigourban dependa de sí mismo para conseguir la permanencia en la Liga Femenia, él mismo es su peor enemigo. La presión puede ser el peor compañero de un equipo que tiene todo en su mano para mantenerse un año más en la máxima categoría.