Mengual y Tirados, Tirados y Mengual, dos nombres ligados desde siempre a la natación sincronizada nadaron mucho mejor que en el ejercicio preliminar y consiguieron repetir el segundo puesto que ya habían firmado en el ejercicio técnico.

La catalana y la canaria sumaron 97,667 puntos por 99,333 de las rusas y 97,333 de las japonesas y en ningún momento vieron peligrar su segundo puesto, sobre todo por la sensación de seguridad que ofrecieron durante todo el ejercicio.

La Mengual y Tirados, la Tirados y la Mengual son dos nombres ligados para siempre a la natación sincronizada española. Y es que llevan nadando juntas desde 1999. Fueron plata en los pasados Mundiales de Montreal, cuando en sólo únicamente se repartía una medalla, y las españolas empezaron ganando medallas en el concierto internacional en el Europeo de 2000.

Bronces y últimamente medallas de platas, siempre han vivido a la sombra de las insuperables ´Anastasias´, la pareja rusa que tiene el mejor historial en esta disciplina desde siempre.

Las españolas, vestidas con bañadores rojos y algún detalle azul, defendieron la composición "Los cuatro elementos", obra Salvador Niebla, el compositor que normalmente colabora con el equipo.

Mengual y Tirados, que están perfectamente compenetradas, hace más de tres años que realizan esta coreografía, que ha sufrido diferentes variaciones a lo largo del tiempo, pero con la misma esencia.

Los jueces premiaron a las españolas con una media de 9,8 puntos en mérito técnico y un poco menos en impresión artísticamente, curiosamente en lo que es el fuerte de la pareja española.

El oro fue nuevamente para las rusas. La Ermakova y la Davydova estuvieron sublimes. Da la impresión de que antes de saltar a la piscina ya tienen ganada la medalla de oro y cuando finalizan el ejercicio ya no quedan escépticos en la piscina.

Hoy volvieron a ofrecer un recital. Cuatro puntuaciones de 9,9 puntos y un diez en mérito técnico; tres dieces y dos 9.9 en impresión artística. En total, 99,333 puntos, rayando lo perfecto.

La tercera plaza fue para las japonesas Ayako Matsumura y Emiko Suzuki con 97,333. Llevan años intentando superar a las españolas en una gran competición y no lo consiguen. Su estilo es un híbrido, intentan asemejarse técnicamente a las rusas y artísticamente a las españolas, pero se quedan a medio camino.

La medalla conseguida por las españolas es la quinta en esta especialidad en el Mundial. Todavía les queda una opción más, la de mañana en el ejercicio libre por equipos, modalidad en la que España sorprendió en los preliminares con un novedoso ejercicio que le valió la segunda posición.