El vicepresidente de la Asociación Galega de Clubes y candidato a la presidencia de la Federación Gallega en las pasadas elecciones, Antonio Pérez "Chicho", cree que el director xeral para o Deporte, Santiago Domínguez, no tiene más remedio que suspender cautelarmente a Julio Meana y sus cuatro compañeros de directiva. "Es algo tan descarado y de tanta magnitud", comenta del mal uso de fondos públicos. "La suspensión es lo más adecuado y lo más ajustado a los hechos".

Pérez recuerda que su asociación ha impugnado las elecciones y tiene ciertas dudas legales: "Estar suspendido no es lo mismo que estar inhabilitado. Si se tuviese que repetir la votación, creo que Julio Meana podría presentarse otra vez. Obviamente sería anormal e ilógico".

Pérez comenta que la noticia de ayer "satisface" al menos a "gente del fútbol que está sufriendo mucho por la actuación de esta gente (Meana y sus directivos). Necesitamos que en la Federación haya criterios serios y un trato equitativo con todos".