Los otros tres Grand Slam también adoptaron medidas similares, el último en hacerlo fue Wimbledon, que anunció el mes pasado la paridad en los premios.

Los ganadores individuales de la próxima edición se embolsarán un millón de euros, mientras que los finalistas ganarán la mitad.

Para el presidente de la Federación Francesa de Tenis (FFT), Christian Bimes, la paridad en los premios es "el justo reconocimiento a la calidad del tenis femenino".

Roland Garros, que se disputará entre el 27 de mayo y el 10 de junio próximos, repartirá 15.264.500 euros en premios, un 7,23 por ciento más que en la pasada edición.