Tras las tres derrotas sufridas hasta ahora, ante Portugal en Lisboa, ante Rusia en Madrid y ante la actual campeona, Rumanía, el pasado fin de semana, la selección española tratará de conseguir su primer triunfo en el Seis Naciones B ante el vigente subcampeón del torneo.

Para ello, el seleccionador nacional decidió incorporar finalmente a la concentración al centro Manuel Mazo, por lo que deberá descartar a un jugador para completar la lista de 22 oficiales del partido.

Además, el técnico recupera para el encuentro de mañana al pilier Ion Insausti y al apertura Esteban Roqué, que estaban lesionados, al ala Víctor Marlet y al tercera línea Alfonso Mata.

Sin embargo, Glynn deberá recomponer la primera línea ante la baja de Mathieu Cidré y la línea de tres cuartos por la ausencia de Rafael Álvarez.

Por su parte, la selección de Georgia, que ha estado concentrada en Los Ángeles de San Rafael (Segovia), llega al choque con la moral alta y líder del torneo, tras haber ganado por primera vez en su historia a Rumanía, y además a domicilio.

El seleccionador georgiano, Malkhaz Cheishvili, contará tan sólo con ocho jugadores de los que ya se enfrentaron a España en octubre pasado en la fase de clasificación para el Mundial de Francia, que empezará en septiembre, y probará a jóvenes jugadores en el partido de mañana para ver quiénes pueden estar en la cita mundialista.