El uruguayo Pablo García se sumó al coro de críticas dedicadas al árbitro, Stefano Farina. Dijo el centrocampista que "está visto que no nos respeta nadie. Sólo hay que ver lo sucedido en los últimos partidos. Por más que nos lamentemos no hay nada que hacer en estos momentos más que trabajar y confiar en salir adelante".

García cree que sufre cierta persecución por parte de los árbitros y que ese problema no se limita a España sino que también le afecta en Europa: "Llevo la cruz encima desde hace años. Estoy acostumbrado. Los alemanes, por ejemplo, iban siempre con la plancha por delante y no pasaba nada. Sin embargo, a mí me mostró una amarilla en la primera falta que hice. Hay que seguir trabajando y pensar en la LIga. Nada más. No importa que nos lamentemos porque no hay nada que hacer".

El futbolista lamentó lo sucedido porque "podíamos haber pasado. El penalti en el primer tiempo nos mató un poco. Pero está visto ue tenían que pasar ellos. Estamos jodidos, vienen partidos difíciles y yo, que me quedo fuera en los próximos partidos, no tengo más remedio que alentar a los muchachos".

Por su parte, Jesús Perera explicó que "hemos estado viendo los goles en el vestuario y parece ser que el gol que marco está injustamente anulado y que el de ellos es ilegal. Ha habido muchos factores en esta eliminatoria. Son un buen equipo, pero así es muy complicado superarles. Se juntaron demasiadas cosas para poder superar la eliminatoria y es una pena porque el equipo, pese a verse por debajo, insistió en atacar".