Armstrong puso en duda la fiabilidad del laboratorio francés de Chatenay-Malabry que analizó la muestra de Landis, el mismo centro relacionado con las acusaciones de dopaje que pesan sobre él mismo.

"Soy un poco escéptico acerca de este laboratorio concreto", afirmó Armstrong, que no quiso achacar.sus problemas y los de Landis a un supuesto movimiento antiamericano en Francia. "No lo sé", se limitó a decir Armstrong, mientras que Landis fue más explícito: He encontrado gente maravillosa en todos los países donde he estado. Por eso no me gusta decir cosas así".

Por su parte, el presidente de la Federación Alemana de Ciclismo (BDR), el ex ministro de Defensa Rudolf Scharping, se ha sumado a la iniciativa del gobierno para endurecer las leyes contra el dopaje y ha afirmado que el ganador del Tour es Oscar Pereiro: "A Floyd Landis hay que desposeerlo del título y premios económicos y reconocer que el ganador real del Tour fue el español Pereiro, mientras que el segundo sería Andreas Kloeden".